2005/11/16

¿Un convite animado con bates y pelotas?

RAFAEL ROFES PÉREZ
16 de noviembre

rofillo@yahoo.com.mx

Sí, amigo lector, nuestro verde caimán se apresta una vez más para el inicio de una de las “fiestas” más importantes y concurridas de la nación, nuestra Serie Nacional de Béisbol, acontecimiento que año tras año llega hasta los más recónditos lugares de la Isla y que no por casualidad es sinónimo de pasión para millones de cubanos.
Nuevamente los estadios del país se estremecerán de alegría y retumbará el bullicio de los aficionados, esos que disfrutan de manera especial de este bello regalo deportivo en esta, la tierra donde se juega el mejor béisbol amateur del mundo para orgullo de todos los que nacimos en ella.
Lo equipos de Santiago de Cuba, actual rey de la pelota cubana, y el submonarca Habana serán los encargados de amenizar el primer día de competencias, cuando este domingo 20 choquen ambas novenas en horas de la tarde en los predios del estadio Guillermón Moncada, cuartel general de los campeones del Oriente.
Ya el martes 22 la “fiesta” se trasladará a otros ocho parques de nuestra geografía para beneplácito de aquellos que cuentan las horas y los días que restan para que se dé la voz de play ball y esperan con ansiedad la oportunidad para emitir sus criterios en gradas y peñas deportivas en sana confrontación adornada por nuestra idiosincrasia.
Serán 90 desafíos de duro batallar para cada conjunto en la etapa clasificatoria, después llegarán los esperados play off, la fase que más se espera y a la que todos no pueden acceder. Es allí donde la “fiesta” beisbolera cobra su mayor dimensión y donde el niño, el estudiante, el obrero, la ama de casa, el anciano…, disfrutan a plenitud del convite, como digno colofón a una justa que goza de reconocido prestigio y que una vez más –seguros estamos- elevará sus resultados cuantitativos y cualitativos.
En esta oportunidad la campaña beisbolera número 45 está dedicada al XIX Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y a los Cinco Héroes cubanos encarcelados injustamente en los Estados Unidos por luchar contra el terrorismo, y amantes como buenos cubanos del béisbol, especialmente Gerardo Hernández y Fernando González.
Por demás, sepa que nuestros peloteros ya están listos para “amenizar” la “fiesta” y demostrar su indiscutida calidad sobre el terreno. Sus resultados en la arena internacional demuestran la potencia de nuestro béisbol: campeones panamericanos (República Dominicana 2003), de la Copa Intercontinental, y titular olímpico y mundial (Atenas 2004 y Holanda 2005), respectivamente, entre otros resultados importantes.
El convite que millones aguardan está por comenzar. Yo también estaré presente en los estadios porque me fascina disfrutar de un buen béisbol y como se sabe, el nuestro es el mejor. Y si de favoritos se trata, como siempre, no prefiero opinar. Eso sí, ojo y cuidado con Industriales, el Habana, Pinar del Río, Sancti Spíritus, Villa Clara, Ciego de Ávila y Santiago de Cuba.

No hay comentarios.: