2006/01/28


José Raúl Capablanca: Nuestro Campeón Mundial de Ajedrez

RAFAEL ROFES PÉREZ
rofillo@yahoo.com.mx



Es imposible comprender
el mundo del ajedrez
sin mirarlo con los ojos
de Capablanca.

Mijail Botvinnik.

El 19 de noviembre de 1888 nació en La Habana, un genio de las 64 casillas, el cubano José Raúl Capablanca, impulsor de la escuela científica y flamante campeón mundial en la primera mitad del siglo XX, quien se ubica junto a los grandes maestros Phillidor y el norteamericano Paul Morphy, entre los creadores de estilos imperecederos.

Desde muy niño este hijo ilustre de la mayor de las Antillas demostró sus extraordinarias dotes como jugador, quien con sólo cuatro años de edad dio una señal de alerta a los trebejistas de la época.

Cuentan que al presenciar una partida, en la cual participaba su padre, este realizó un movimiento en falso con el caballo que puso en evidencia la pérdida del duelo, lo cual motivó al pequeño comentar a su progenitor: “Tú no puedes hacer eso”.

Todos los allí reunidos quedaron asombrados con la exactitud de aquel muchachito en sus análisis. A los pocos días enfrentó a su padre y a algunos amigos de este, quienes se vieron obligados a inclinar su rey. No pudieron ante el empuje de un campeón en ciernes.

Ya a los 12 años se convierte en titular de Cuba, y a los 21, siendo aún un desconocido, se consagró como maestro de categoría internacional, al vencer sorprendentemente en un match al gran maestro estadounidense Frank J. Marshall, en 1909, a quien superó ocho veces, entabló 15 partidas y sólo cayó en una.

En rápida sucesión continuó su ascenso vertiginoso al triunfar en los fuertes certámenes internacionales de San Sebastián (1911), Londres (1922) y Nueva York (1927).

En el primero de estos enfrentó a destacadísimas figuras como Rubinstein, el propio Marshall, Schlechter, Tarrash, Nimzowitsch, Janowski, Maroczy, Spielmann, Burns, Bernstein, Teichmann, Vidmar, Duras y Leonhardt. Sólo Akiba Rubinstein pudo doblegarlo, lo cual no impidió que conquistara el cetro al salir airoso en seis cotejos y dividir el punto en otros siete.

Pero el momento culminante en la carrera de Capablanca se produjo en 1921, al derrotar en el match por el título mundial al alemán Enmanuel Lasker, en la capital cubana.

En esta crucial batalla –pactada a 24 partidas- el criollo se agenció la corona tras batir en la decimocuarta porfía a su calificado rival, quien renunció a la defensa de su trono por considerarse incapaz de superar al genio antillano, dueño del reinado mundial hasta 1927, cuando cedió ante el ruso-francés Alexander Alekhine.

Víctima de una fulminante hemorragia cerebral dejó de existir, un 8 de marzo de 1942, este grande del ajedrez, quien fuera sobresaliente en todas las facetas del juego, tanto ofensivas como defensivas.

Hoy, José Raúl Capablanca continúa moviendo con certeza las piezas sobre el tablero. Sus fuertes y complicadas combinaciones que confundían a sus oponentes, se reflejan día tras día en los ajedrecistas de la Isla y de otras regiones del planeta, quienes aspiran a ser como él: un gran campeón.

ACTUACIONES RELEVANTES DE ESTE GRAN CAMPEÓN

Campeón mundial desde 1921 hasta 1927
Oro como primer tablero en la Olimpiada Mundial de Buenos Aires 1939 (seis éxitos y cuatro reveses)
Oro en el Torneo Internacional de San Sebastián 1911
Oro en el Torneo Internacional de San Petersburgo 1913 (categoría XIII)
Oro en el Torneo Internacional de Londres 1922
Oro en el Torneo Internacional de Nueva York 1927 (categoría XV)
Oro en el Torneo Internacional de Moscú 1936 (categoría XIII)
Oro en el Torneo Internacional de Nottingham 1936 (categoría XIV)

PARTIDA NÚMERO 14 DEL MATCH POR LA CORONA MUNDIAL, ABRIL DE 1921

BLANCAS: Enmanuel Lasker.
NEGRAS: José Raúl Capablanca.

1. P4R, P4R; 2. CR3A, CD3A; 3. A5C, C3A; 4. 0-0, P3D; 5. P4D, A2D; 6. C3A, A2R; 7. AXC, AXA; 8. D3D, PXP; 9. CXP, A2D; 10. A5C, 0-0; 11. TD1R, P3TR; 12. A4T, C2T; 13. AXA, DXA; 14. C5D, D1D; 15. P4AD, T1R; 16. P4A, P3AD; 17. C3AD, D3C; 18. P3CD, TD1D; 19. R1T, C3A; 20. P3TR, A1A; 21. T1D, T2R; 22. TR1R, TD1R; 23. T2R, D4T; 24. T1AR, D4T; 25. R1C, P3T; 26. T(1A)2A, D3C; 27. T3A, D4T; 28. P5AR, D5T; 29. R2T, C5C+; 30. R1T, C4R; 31. D2D, CXT; 32. CXC, D3A; 33. P4TD, P3CR; 34. PXP, PXP; 35. T3R, A4A; 36. D3D, P4CR; 37. C2D, A3C; 38. P4CD, D3R; 39. P5C, PTXP; 40. PTXP, T1T; 41. D1C, D4R; 42. D1R, R2T: 43. PXP, PXP; 44. D3C, DXD; 45. TXD, T6T; 46. R2T, T2CD; 47. P5A, PXP; 48. C4A, T8T; 49.C5R, T8AD; 50. P4T, T2R; 51. CXP, T3R; 52. C8D, PXP; 53. T3D, T3AR; 54. T7D+, R1T; 55. C5D, T(3A)8A; 56. R3T, AXP; 57. Las blancas se rinden.

1 comentario:

Iscajim dijo...

AMIGO ROFE:

Quiero felicitarlo por su atractivo blog, que da gusto visitar y por el interesante contenido de sus trabajos, y acertada selección de las ilustraciones que los complementan. Saludos de ISCAJIM.

iscajim@hotmail.com
weblog: www.humoriscajim.blogspot.com