2006/02/02

CUBA EN JUEGOS CENTROAMERICANOS
La etapa del despegue definitivo (II)

Rafael Rofes Pérez
rofillo@yahoo.com.mx

Después del 1ro. de Enero de 1959, el deporte en la Isla entró en una nueva etapa, ahora con el apoyo del nuevo Estado revolucionario, y bajo la batuta desde 1961, del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), con el propósito de elevar el nivel competitivo regional, continental e internacional de los atletas criollos.

En este segundo trabajo abordaré el bregar de Cuba en las cinco justas regionales enmarcadas entre los años 1962 y 1978, etapa que bien pudiera considerarse como la del despegue definitivo del deporte cubano en el área. Los resultados así lo demuestran.

Kinstong, Jamaica, acogió la IX versión de los Juegos en 1962. Cuba, tras su última participación en México-54, asiste con una delegación compuesta por 224 personas entre atletas, entrenadores, dirigentes, médicos y otros, con el objetivo de conocer su ubicación real en el área.

En varias disciplinas Cuba se hizo sentir. En el deporte rey surgió una nueva promesa entre las damas, Miguelina Cobián, imbatible en los 100 metros lisos. También sobresalieron Berta Díaz (dos de oro, en 80 con vallas y el salto largo); Caridad Agüero se coronó en el lanzamiento del disco, mientras Hilda Ramírez ganó la jabalina. Entre los hombres Lázaro Betancourt llegó primero en los 110 c/v, con récord para el evento de 14,2 segundos, y Enrique Samuells triunfó en el lanzamiento del martillo.

En los deportes colectivos los de la mayor de las Antillas no pudieron hacerse justicia. República Dominicana dominó el béisbol. Quizás a los peloteros cubanos los perjudicó el poco roce internacional al igual que a sus representantes en las demás disciplinas. En baloncesto para hombres se obtuvo el cuarto escaño, al igual que en el voleibol en ambos sexos. Sin embargo, en boxeo se conquistaron cuatro preseas doradas por intermedio de Osvaldo Riverí (57 kg), Félix Betancourt (63,5), Virgilio Jiménez (67) y Leonardo Alcolea (71). Y en la esgrima, Mireya Rodríguez resultó la floretista número uno tras sus convincentes demostraciones.

Por naciones México volvió a mayorear, con 37 medallas de oro, 25 de plata y 26 de bronce, seguida por Venezuela (15-28-15) y Cuba (12-11-13).

Los X Juegos se trasladaron hasta San Juan, Puerto Rico, en 1966, confrontación en la cual los Estados Unidos trataron de excluir infructuosamente a los deportistas criollos, quienes demostraron en buena lid que los logros alcanzados en los últimos cuatro años, a partir de Jamaica-62, indicaban que el trabajo emprendido y los esfuerzos del movimiento deportivo en la Isla iban por buen camino.

Otra vez el atletismo logró una buena cosecha con una mejoría indiscutible respecto a Jamaica-62. Ahora se impondrían en el hectómetro (m y f) por intermedio de Enrique Figuerola (10,2 segundos) y Miguelina Cobián (11,6), ambos nuevos récords para el evento. En el martillo Enrique Samuells repitió su oro, justo Perelló ganó la jabalina, y Fidel Estrada la bala. Entre las damas brillaron Irene Martínez, puntera del salto largo, en tanto Hilda Ramírez comandó la bala y la jabalina, y Caridad Agüero ratificó su hegemonía en el disco.

Buenas nuevas para Cuba lo fueron las victorias en béisbol, polo acuático (en calidad de invictos), y voleibol en ambos sexos. Los pugilistas volvieron a pegar bien fuerte al agenciarse cinco fajas doradas. En la esgrima los espadachines criollos fueron dueños del florete, sable y espada en individuales, y el florete y sable por equipos, en tanto las muchachitas fueron las mejores en el campeonato por equipos. Los gladiadores, estilo libre, se llevaron seis títulos: Miguel Tachín (52 kg), Francisco Ramos (63), Lupe Lara (78), Castor Gómez (87), Juan Caballero (97) y Javier Campos (más de 97). Por los forzudos subieron a lo más alto del podio Pastor Rodríguez (67,5 kg) y Claudio Somodevilla (90), al igual que los judocas Luis Gastón (63 kg) y Rolando Sánchez (93).

Desde 1954 Cuba no ganaba título alguno en tiro, y en esta oportunidad Delfín Gómez resultó el de mejor puntería en el skeet. Por naciones México continuó de líder con 82 preseas (39-22-21), ahora perseguido bien de cerca por Cuba, 77 (34- 20-23), y Puerto Rico, 85 (28-28-29).

Con el afán de conseguir un sobresaliente palmarés Cuba asiste a los XI Juegos, en Ciudad de Panamá-70, con una delegación de más de 500 personas. Excelentes actuaciones de sus atletas caracterizaron esta justa, como por ejemplo los puestos de honor para Pablo Montes en los 100 y 200 metros planos en el atletismo, y de los relevos de 4x100 y 4x400 (récords para el evento). Los saltos y lanzamientos fueron dominados también por los cubanos, entre otras demostraciones relevantes que proporcionaron al deporte rey para hombres 15 títulos.En el femenino Miguelina Cobián se agenció su tercera corona consecutiva en los 100 metros, además de vencer en los 200 y en la posta de 4x100. De 36 medallas en disputa lasa chicas acapararon ¡30!

En el boxeo terminaron con oro Francisco Oduardo (60), Enrique Regüeiferos (63,5), Rolando Garbey (71), Luis Valier (81), y José Luis Cabrera (más de 81). Los peloteros volvieron a triunfar, se coronó el once de fútbol sorpresivamente, y en la gimnástica se obtuvieron todas las medallas puestas en disputa, con Jorge Rodríguez a la cabeza con seis de oro. En otras disciplinas como el judo, las pesas, lucha libre, tiro y voleibol masculino, los criollos enseñaron su poderío.

En esta cita Cuba se encaramó en la cima en la tabla de posiciones por países con un total de 186 medallas (83-53-50), por delante de aztecas, 124 (38-48-38), y colombianos, 38 (15-9-14). De esta manera llegaba el despegue definitivo de Cuba. Su eterno rival, México, nunca más podría desbancarla.

Santo Domingo, República Dominicana, fue la sede de la XII fiesta centrocaribeña del músculo en 1974. Los cubanos comparecieron con una comitiva capaz de afianzarse en el trono y mejorar su performance precedente.

Al estrellato llegaban figuras de la talla de Silvio Leonard, titular en los 100 y 200 m planos y el relevo de 4x100 en el atletismo; Alberto Juantorena, rey de los 400 m, y Alejandro Casañas, en los 110c/v.

Jorge Hernández (48 kg), Orlando Palacio (60), Emilio Correa (67), Rolando Garbey (71), Alejandro Montoya (75) y Teófilo Stevenson (más de 81), ganaron el cinturón en el boxeo. En el ciclismo José Lescay triunfó en la velocidad pura; Raúl Vázquez, Héctor Marcos, Juan Rivera y Antonio Madera fueron punteros en los 400 metros persecución por equipos; Roberto Menéndez llegó primero en la ruta de 160 km, al igual que la cuarteta de los 100 km contra reloj (José Prieto, Aldo Arencibia, Pedro Rodríguez y Roberto Menéndez. Los gimnastas (m y f) se apoderaron otra vez de todos los lauros, el judo aportó cuatro campeones, las pesas siete, la lucha nueve, el clavados dos y el tiro seis.

Cuba se adueñó de todos los deportes de conjunto en los cuales tomó parte: béisbol, polo, fútbol y el voleibol y baloncesto (m y f). En basquet para hombres los criollos conformaron un poderoso quinteto, tras haber conquistado el metal bronceado en la Olimpiada de Munich-72. Allí figuraban, entre otros, Pedro Chapé, Ruperto y Tomás Herrera, Alejandro Urgellés, Miguelito Calderón...

Los cubanos aumentarían así su ventaja respecto a México en la tabla final con 173 medallas (86-50-37), nación que sólo archivó 80 metales (24-30-26), en tanto Venezuela con 51 (13-15-23) subió hasta la tercera plaza.

La XIII edición se trasladó hasta Medellín, Colombia-78. Allí Cuba se despegó aún más con 182 preseas, de ellas 120 de oro, 44 de plata y 18 de bronce, bien distante de México, 116 (25-48-43), y Puerto Rico, 61 (13-15-33). En esta lid el flamante campeón olímpico y mundial Alberto Juantorena conquistó el cetro en los 400 y 800 m planos en el atletismo, al igual que Silvio Leonard y Silvia Chivás en el hectómetro y los 200 m, y el no menos estelar Alejandro Casañas, en los 110c/v.

Otros también brillaron, como las baloncestistas, esgrimistas (m y f), peloteros, futbolistas, tiradores, gimnastas (m y f), judocas, luchadores, pugilistas, pesistas, polistas, voleibolistas (m y f) y las chicas del nado sincronizado, todos flamantes campeones del área.

CONTINUARÁ

(Fuente: Un siglo de deporte olímpico Cuba y América Latina, de Fabio Ruiz Vinageras)

No hay comentarios.: