2006/03/23

Zulia Calatayud quiere mejorar rendimiento en los 800 metros

La Habana, 25 de marzo (AIN).- La cubana Zulia Calatayud, campeona mundial de 800 metros en Helsinki 2005, espera correr más pruebas de mil 500 metros esta temporada para mejorar su rendimiento en su distancia oficial, con vistas a los principales compromisos del año.

Calatayud, de 26 años de edad y de la provincia de Ciudad de La Habana, estrenó el pasado jueves su campaña 2006, con un segundo lugar en la Copa Cuba o Campeonato Nacional, con tiempo de 4:21.73 minutos en los mil 500, detrás de Yuneisy Santiusty (4:16.07).

Esta es una prueba bastante dura, hay que entrenar sobre todo por arriba de la distancia para cuando corras no te sientas tan agotada. No me gusta ese evento, pero me sirve para mejorar en los 800 y sentirme más comoda, dijo la titular mundial.

En realiad no estoy contenta con el tiempo, pues pienso que pude correr más, pero sé que no tengo las suficientes condiciones para lograr 4.15 por ahora; más adelante, sí, aseguró.

De cualquier manera, me da un parámetro de que abrí mucho mejor que el año pasado. Los tiempos en los entrenamientos también me dicen que las cosas marchan bien, agregó.

A diferencia de temporadas anteriores, Calatayud comenzó el 2005 corriendo mil 500 metros y cerró con el cetro del orbe en Helsinki y la primera posición en el ranking mundial.

Quisiera participar en algunas pruebas de mil 500 y 400 metros en Cuba, para poder llegar bien a Europa en los 800 metros, a partir de junio, reiteró.

Al respecto, indicó que empezó un poco tarde debido a una crisis de asma que tuvo al inicio de la preparación, por lo cual no se siente lo suficientemente preparada para correr su distancia ahora.

Soy ambiciosa, confesó. No quiero correr 2.06 en 800, sino debajo de los dos minutos. Espero mejorar mi nivel de resistencia aeróbica y mi velocidad, lo cual me ayudará mucho en los 800, argumentó.

Zulia Calatayud forma parte de la escuela cubana de la especialidad de 800 metros, que tiene su base en los 400 metros, como Ana Fidelia Quirot, campeona mundial en 1995 y 1997, y Alberto Juantorena, doble titular olímpico en Montreal 76.

Ella espera alternar los mil 500 y 400 metros en el Memorial Barrientos (mayo) y la III Olimpiada Nacional del Deporte Cubano (abril-mayo), en La Habana, antes de su eventual debut internacional en junio, en Europa.

Los Juegos Centroamericanos y del Caribe de julio próximo en Cartagena de Indias, Colombia, y la Copa del Mundo de septiembre en Atenas, son sus principales compromisos de 2006.


-----------------------------------------------------------------------------------

El inmenso bregar de Armando Capiró

RAFAEL ROFES PÉREZ
rofillo@yahoo.com.mx

Entre las grandes figuras del béisbol cubano de todos los tiempos, el nombre del capitalino Armando Capiró Laferté tiene un puesto asegurado en tan selecta constelación de estrellas.

Durante 14 campañas derrochó calidad y coraje vistiendo las franelas de los conjuntos Occidentales -con el cual debutó en nuestras Series Nacionales, en 1965-, Metropolitanos, el Habana e Industriales. Siempre sobresalió por su recia ofensiva y excelente defensa de la pradera izquierda, y fue dueño de un poderoso y certero brazo, capaz de enfriar en el home-plate al más rápido de los corredores, cualidades que lo llevaron a integrar por vez primera la novena tricolor a los Juegos Centroamericanos de Panamá, en 1970.

Con este coloso de la pelota cubana, seleccionado entre los 100 mejores deportistas del siglo XX en la Isla, sostuvimos un ameno diálogo en los terrenos del Hospital Siquiátrico de La Habana. Allí trabaja año tras año como entrenador del equipo del municipio de Boyeros que participa en los torneos provinciales de Ciudad de La Habana. Su infinito amor por el béisbol lo mantiene ligado en estos trajines.

¿Siempre te gustó la pelota?
“Desde bien pequeño, aunque también practicaba el baloncesto en mis ratos libres. Cuando estuve en el Servicio Militar, en el primer llamado, me vieron condiciones como pelotero y comienzo a jugar con los conjuntos de Boyeros. Después conformo el Industriales juvenil y el Occidentales en la Serie Nacional junto a Lázaro Pérez, Arturo Linares, Tony González, Eulogio Osorio... Recuerdo que en mi primer turno al bate en estos clásicos pegué jonrón frente al zurdo Manuel Rojas, de Centrales.”

¿A qué atribuyes tu ascenso a la estelaridad?
“Siempre fui un pelotero muy disciplinado, entregado, pero en realidad me favorecieron mucho mi bateo y buen brazo.”

Quiere decir que por estas virtudes conformaste más de una vez el equipo Cuba , ¿no es así?
“Tuve la oportunidad de representar a la Patria en tres Centroamericanos, igual cantidad de Panamericanos y seis Mundiales, entre ellos el de Nicaragua-72, donde quedé líder en impulsadas con 22.

¿Es cierto que en ese Mundial se trató de organizar una competencia de tiros desde los jardines a la goma entre el puertorriqueño Roberto Clemente y tú?

“Sí. Pero en realidad no se efectuó, a pesar de la insistencia de los periodistas, porque Clemente no estuvo de acuerdo. Él dijo que no competía con amateurs.”

¿Qué lanzadores te resultaron más difíciles y a cuáles les conectabas con facilidad?
“Omar Carrero, y entre los extranjeros el norteamericano Bob Houston, quien tiraba un “nacker” en curva nueva para nosotros. Sin embargo, a los zurdos les pegaba con facilidad. Me viene a la mente el puertorriqueño Sandalio Quiñones, a quien le di jonrón en los Centroamericanos de Panamá-70, y su manager exclamó: ´¡ya no sabemos cómo lanzarle!¨ Ese día conecté de 7-5 .”

De los jardineros izquierdos cubanos, ¿cuáles te han impresionado más?
“Fernando Hernández y Fernando Sánchez.”

¿Y el pelotero más completo en sentido general?
“Luis Giraldo Casanova, todo lo hacía de maravillas, como un maestro.”

¿Eres también partidario de que el pitcheo de tu época era mejor que el actual o no?
“Sí. La calidad antes estaba más concentrada, se pitcheaba con inteligencia, en zig-zag, se repetían poco los lanzamientos. Cada equipo contaba con dos, tres y hasta con cuatro abridores de puntería. Ahora es todo lo contrario.”

Como atleta, ¿cuál fue tu momento más feliz?
“Unos cuantos. Cuando hice el primer equipo Cuba en 1970; al ganar el liderazgo jonronero en la XII Serie Nacional (1973), con 22; cuando en los Panamericanos de Puerto Rico-79 salí de emergente por Wilfredo Sánchez y conecté cuadrangular con las bases llenas ante Venezuela para empatar el desafío; al implantar récord de 368 partidos jugados ininterrumpidamente, cadena rota en la Selectiva de 1974 -ahora es Alexander Ramos el nuevo líder-..., entre otros.”

¿Y el más triste?
“Cuando me retiré en 1980. Ese es el momento más difícil para todo deportista.”

Tu opinión acerca del béisbol cubano actual
“Que está en un gran momento, no obstante las ausencias de Pacheco, Kindelán, Omar Linares, Luis Ulacia, Lourdes Gourriell, Víctor Mesa... dentro del equipo Cuba. Ahora contamos con figuras noveles de gran calibre, lo que demuestra el desarrollo de nuestro béisbol.”

¿Qué se necesita para llegar a ser un buen jardinero como tú?
“Tener amplio desplazamiento, potente brazo, fildear bien. Hoy los jardineros se preocupan menos por la defensa, lo cual limita sus posibilidades.”

¿Algún otro deportista en la familia?
“Mi hija Arianna, fue miembro de la preselección nacional de baloncesto como defensa. Y mi hermano José jugó dos Series Nacionales con los elencos agramontinos como torpedero”.

¿Además de entrenador, qué otras funciones realizas actualmente?
“Soy también vicepresidente de la Comisión Municipal de Atención a Atletas Retirados y en Activo del municipio de Boyeros, la cual preside mi gran amigo Pedro Chávez, y presto mi colaboración cada año en la preparación de los conjuntos de Metropolitanos e Industriales con vistas a la Serie Nacional. Como ves nunca me he alejado de la pelota, el terreno me llama.”

-----------------------------------------------


NUMERITOS DE CAPIRÓ DE POR VIDA
EN LA PELOTA CUBANA
Jugó 14 temporadas, en 3 948 veces al bate anotó 609 carreras, conectó 1 177 hits, 186 dobles, 47 triples, 162 jonrones, para un average de 298, slugging de 492. Robó 48 bases, fue cogido robando en 32 oportunidades, impulsó 677 carreras, recibió 496 boletos, de ellos 111 intencionales, se ponchó 348 veces. Jugó 8 634,1 innings. Participó en 2 189 outs, realizó 123 asistencias, cometió 79 errores en 2 391 lances, para un average defensivo de 967.

-----------------------------------------------------

LIDERAZGOS EN SERIES NACIONALES
Hits conectados: XVI Serie (Metropolitanos, 1977): 52.
Dobles: XVIII Serie (Industriales, 1979): 12, conjuntamente con Jorge Beltrán (Industriales) y Lourdes Gourriell (Sancti Spíritus).
Triples: XVI Serie (Metropolitanos, 1977): 7.
Jonrones: XII Serie (Habana, 1973): 22.
Carreras impulsadas: X Serie (Industriales, 1971): 51
XII Serie (Habana, 1973): 74.
XIV Serie (Metropolitanos, 1975): 27.
Bases por bolas intencionales: XII Serie (Habana, 1973): 18.
Sacry fly: X Serie (Industriales, 1971): 7.


No hay comentarios.: