2006/07/28

¡JOSÉ MARTÍ ESCRIBIÓ DE DEPORTES!

RAFAEL ROFES PÉREZ
rofillo@yahoo.com.mx

José Martí, paradigma clásico de patriota, poeta y escritor, también pasó a la posteridad por su obra periodística, a través de la cual se convierte en un excelente cronista de la época que le tocó vivir.

Dotado de una técnica impecable y exquisita sensibilidad para los temas más sugerentes, fue capaz de llevar a su obra aspectos novedosos de aquel tiempo, entre los que incluyó de manera especial la ejercitación física.

Deportado por segunda vez en 1879 por conspirar a favor de la independencia de Cuba, Martí un largo exilio que lo llev
ó primero a España y más tarde a los Estados Unidos, estableciéndose en la ciudad de Nueva York.

Vinculado al Comité Revolucionario cubano de esa urbe,
comenzó a ganarse la vida como traductor y periodista. A tr
avés de su trabajo Martí informa a los pueblos de nuestra América sobre los elementos más importantes de aquella época, incluyendo el incipiente desarrollo de la Ejercitación Física organizada.

Es conocida en ese período una crónica escrita por Martí para el periódico La Nación, de Buenos Aires, en la que describe una pelea por el Campeonato Mundial de Boxeo donde se impuso el aún
recordado peso completo John Sullivan. A lo largo de la descripción Martí insiste en lo brutal de la pelea (se realizaba sin guantes y a larga duración), la salvaje reacción de los fanáticos y la falta de escrúpulo de los organizadores.
Sullivan, de origen irlandés pero radicado en Boston, era uno de los “personajes” de la época y Martí escribió sobre él en más de una ocasión. Incluso no dejó pasar por alto la oportunidad para criticar a la importante ciudad estadounidense por caer rendida ante los puños del boxeador: “Boston mismo, que de shaquesperiana y poética se aprecia; Boston, hogar de arte…! Boston mismo con su mayor a la c
abeza, ha subido a un estrado de púgiles, para ceñir al vientre de John Sullivan, campeón de lo peleadores, una faja de oro y diamante.”

Sin embargo el boxeo y Sullivan no fueron los únicos temas de la ejercitación física (aún no se utilizaba el término deporte) tratados por Martí, pues una reciente investigación del licenciado en Historia Ramón Guerra Díaz, refiere que el Apóstol escribió sobre varias disciplinas incluyendo el béisbol, fútbol, rugby, patinaje, datismo, polo, ajedrez, las carreras de premio y hasta el bádminton.

Martí conoce el béisbol en la ciudad de Nueva York, aunqu
e a esas alturas ya se jugaba en muchos lugares de Estados Unidos, pues no olvidemos que los norteamericanos lo practicaban oficialmente desde 1846, cuando en la propia urbe neoyorquina surgió el equipo de Los Knickerbockers.

No escribió artículos específicos sobre el béisbol, aunque sí hizo alusión a él en algunas de sus crónicas para los diarios americanos. En una de éstas escribió: “¿Qué peloteros ganaron, los de Nueva York, que tienen el bateador que echa la pelota más lejos, o los del Chicago cuyo campeador es el primero del país, encuclillado fuera del cuadro, mirando al cielo, para echarse con ímpetu de bailarín a coger en la punta de
los dedos la pelota que viene como un rayo por el aire?”.

Su conoci
miento del juego es tal que nos invita a buscar el resultado de un partido entre Nueva York y Chicago, destacando que los primeros poseen a un tremendo jonronero y los otros a un excepcional
receptor, muy hábil en la captura de los “flies”.

De haberse dedicado exclusivamente a escribir sobre deportes no hay dudas de que Martí también hubiera llegado a la inmortalida
d. A la belleza
de su pluma unió un poder de descripción realmente increíble.

Sin ser un buen narrador deportivo consiste en hacer que el lector u oyente capten los mayores detalles de lo ocurrido en una cancha, ¿qué decir entonces de este texto, donde Martí en artículo firmado en noviembre de 1884, alude a lo ocurrido en un partido de fútbol rugby entre las univers
idades de Princeton y Yale?

“Los de un bando se proponen entrar a punta de pie la bola al campo hostil: los d
e este deben resistirlo, y volver la bola al campo vecino. Este pega, aquel acude a impedir que la bola entre: uno se echa sobre la bola, los diez, los veinte, todos los del juego, trenzados los miembros como luchadores del circo, batallan a puño, a pie, a rodilla, a diente… y cuando se apartan del montón, el infeliz capitán de Yale, caída la mandíbula, apretados los dientes, lívido y horrendo, se arrastra por la arena hecho lodo… si el día no acabase, no cesaría… Yale vence.”

No podemos olvidar el contexto en que Martí se refiere a la ejerc
itación física. Aún no había sido creado el Comité Olímpico Internacional (COI, 1894), y en los Estados Unidos se abría paso el deporte profesional y espectáculos tan salvajes como las llamadas Carreras de Premio gozaban de gran popularidad.

Es Martí un defensor del deporte sano, y al igual que el Ba
rón Pierre de Coubertain, admiraba las tradiciones atléticas de la Antigua Grecia en las que estas competiciones eran un gran homenaje a los dioses del Olimpo y por ello debían ser limpias y con el único premio de la gloria espiritual y el reconocimiento social representado en la corona de laurel.

Por tal motivo Martí criticó duramente las antes mencionadas Carreras de Premio, en las que los “caminadores” estaban varias horas y hasta días corriendo por una bolsa de dinero: El abominable espectáculo servía además para enriquecer a inescrupulosos empresarios y apostadores: “No son estos caminadores como aquellos que se disputab
an el premio de correr en aquellas fiestas por una corona de laurel verde y fragante, o ramita de mirlo florecido, tal como había ocurrido en aquella garbosa lucha griega en que a los acordes de la flauta y la cítara, lucían hermosas fiestas panatenaicas sus músculos robustos y su destreza en la carrera los hombres jóvenes del ático.”

Martí, independentista por excelencia, siempre amó lo suyo y fue dura su crítica a los que prefieren lo extranjero a lo propio, los que reniegan de lo suyo para rendir culto a lo ajeno, aun en la actividad deportiva. Ese sentimiento lo dejó claro en un trabajo publicado en septiembre de 1885 donde reseña la regata por la Copa América entre los barcos G
enesta de Inglaterra y el Puritan de los Estados Unidos.

El certamen se celebra un año en aguas inglesas y otro en las norteamericanas, tal como ocurrió aquella vez: “Son unos señorines inútiles y enjutos, a quienes no se ve por las calles desde que venció el Puritan... la grandeza la tienen en casa y como buenos imbéciles
, porque es de casa desdeñan.”

Realmente son muchos los ejemplos con que pudiera ilustrar la obra de Martí en la esfera del periodismo deportivo, aunque no sol
o se refirió a los encuentros puramente competitivos. También escribió sobre la importancia de la ejercitación física en los niños y saludó con gran alegría la idea de la prá
ctica de la Educación Física en los colegios (entonces se llamaba Gimnasia Higiénica), así como entre las jóvenes de aquella época, pese al criterio de la oposición conservadora de creer que la mujer por su delicadeza no debía ejercitar su cuerpo.

Haber vivido en el país con mayor desarrollo del momento y en una época inmediata al comienzo de los Juegos Olímpicos de la era moderna, le dio a Martí la posibilidad de analizar las ventajas
del deporte, al tiempo que criticó con dureza los errores derivados del profesionalismo desmedido, crítica de gran vigencia en el que crece la comercialización y se deforma el fin del mismo como fuente de salud.
--------------------------------------------------
MARTÍ Y EL AJEDREZ


Como muchos otros grandes hombres, entre ellos el Comandante Ernesto Che Guevara (ver video al final), también Martí conoció y practicó el ajedrez. Se sabe que jugó muchas partidas, pero posiblemente sólo fue anotada aquella que lo enfrentó al niño mexicano de siete años Andrés Ludovioso Viesca, que apareció comentada en la revista La estrategia mexicana, el ocho de abril de 1869.

La partida que a continuación reproducimos carece de valor técnico pero posee un extraordinario valor histórico, y si bien no podemos afir
mar que fuera Martí un ajedrecista de fuerza, tampoco podemos medir por este cotejo su destreza en este deporte, con toda seguridad superior a la que muestra esta anotación.

Recordemos que el amor por los niños, fue una constante en la vida del Apóstol, quien no iba a privar al niño Viezca de que al recordarle pudiera decir: "Ese hombre de La edad de oro es mi amigo", y como una muestra más de la caballerosidad del Maestro, la salida le correspondió al niño mexicano.

Blancas: Andrés L. Viesca Negras: José Martí

1- P4R,P4R, 2-CR3A,P3AR, 3- P4D, CD3A, 4-P5D, C4T, 5-C3A, P3A, 6-PxP,CxP, 7-A3R,C2C,

8- A4AD, C3T 9- D3D, A4A, 10-O-O,P3D, 11-P3TD, AxA, 12-PxA, C4AD, 13-D2R, A5C,

14-P4C,AxC,15-DxA,C2C,16-A6T,D2A,17-TD1D,O-O,18-AxC,DxA,19-TxP,D1C,20-TR1D,C2A,

21-TxPAD,T1D,22-TxTj,CxT,23-T5A,C3R,24-T5D,D1AD,25-T3D,C4C,

26-D5A,D5A,27-D7D,CxP,28-D5Dj,DxD,29-CxD,P4C,30-C7Rj,R2A,31-C5A,P5C,

32-C5Tj,R3R,33-CxP,C3D,34-R2A,P5R,35-T4D,C4C,36-TxPj,R4A,37-T4Aj,R4C,

38-CxP.CxP,39-CxPj,R3C,40-C6A,CxP,41-P3C,T1CD,42-C5D,T1R,

43-T6Aj,R4C,44-P4Tj,R5C,45-T4Aj,R6T,46-P5T,T4R,47-T4T jaque mate

-------------------------------

MÁS SOBRE MARTÍ

José Martí. (La Habana, 28.1.1853 - Dos Ríos, 19.5.1895) Uno de los más brillantes intelectuales del siglo diecinueve en Hispanoamérica. Con el Ismaelillo (1882) es precursor del Modernismo y sus Versos Libres (1891) constituyen verdadero hito en la poesía de nuestra lengua. Su prosa ensayística, y aun su narrativa, le colocan en puesto privilegiado en las letras del continente. Se distinguió como extraordinario orador y tiene piezas antológicas en ese género. Ejerció, además, el periodismo, colaborando con las principales publicaciones de la época en América, fundamentalmente en Estados Unidos, sociedad de la que fue un incomparable cronista.

Fue, además, dramaturgo, traductor, maestro. Héroe Nacional de Cuba es considerado el más genial de los políticos de la Isla en el siglo XIX. Organizó y dirigió la guerra que culminaría el dominio español en Cuba, fundando para ello el Partido Revolucionario Cubano, del que fue su Delegado. Murió en combate por la causa que defendiera en la tribuna.

1 comentario:

Orlando dijo...

THE WHITE HOUSE
Office of the Press Secretary
(McAllen, Texas)
For Immediate Release August 3, 2006
STATEMENT BY THE PRESIDENT
The United States is actively monitoring the situation in Cuba following the announcement of a transfer of power. At this time of uncertainty in Cuba, one thing is clear: The United States is absolutely committed to supporting the Cuban people’s aspirations for democracy and freedom. We have repeatedly said that the Cuban people deserve to live in freedom. I encourage all democratic nations to unite in support of the right of the Cuban people to define a democratic future for their country. I urge the Cuban people to work for democratic change on the island. We will support you in your effort to build a transitional government in Cuba committed to democracy, and we will take note of those, in the current Cuban regime, who obstruct your desire for a free Cuba. In the event of a transition in the Cuban government, we stand ready to provide humanitarian assistance as needed to help the Cuban people. It has long been the hope of the United States to have a free, independent, and democratic Cuba as a close friend and neighbor. In achieving this, the Cuban people can count on the full and unconditional support of the United States.
En español:

DECLARACIÓN DEL PRESIDENTE
Estados Unidos está observando atentamente la situación en Cuba a raíz del anuncio de una transferencia de poder. En estos momentos de incertidumbre en Cuba, una cosa queda clara: Estados Unidos está totalmente comprometido en su apoyo a las aspiraciones de democracia y libertad del pueblo cubano. Hemos dicho repetidas veces que el pueblo cubano merece vivir en libertad. Quiero animar a todas las naciones democráticas a unirse en el apoyo al derecho del pueblo cubano de definir un futuro democrático para su país. Exhorto al pueblo cubano a trabajar para un cambio democrático en la isla. Vamos a apoyarlos en sus esfuerzos para construir un gobierno de transición en una Cuba comprometida con la democracia y tomaremos nota de aquéllos, en el actual régimen cubano, que obstruyen sus deseos de una Cuba en libertad. En el caso de una transición en el gobierno cubano, estamos listos para proporcionar la asistencia humanitaria que se necesite para ayudar al pueblo cubano. Desde hace muchos años Estados Unidos tiene la esperanza de tener a una Cuba democrática, independiente y libre, como una buena amiga y vecina. Para lograr esto, el pueblo cubano puede contar con el apoyo total e incondicional de Estados Unidos.