2006/08/09

¿Por qué Cuba es una potencia mundial en el deporte?


RAFAEL ROFES PÉREZ

rofillo@yahoo.com.mx

SE ESTÁ DESARROLLANDO EN CUBA EL III CAMPEONATO MUNDIAL UNIVERSITARIO DE BÉISBOL… Lo invitamos a participar en nuestra encuesta sobre cuál considera usted el futbolista más completo entre Maradona y Pelé… PUEDE VER EN NUESTRO TRABAJO PRINCIPAL UN VIDEO DEL MULTIMEDALLISTA CUBANO DE SALTO DE LONGITUD IVÁN PEDROSO EN GOTEMBURGO 1995, y otro con el fenomenal récord mundial de salto alto de Javier Sotomayor de 2,45…

Quizás usted, amigo lector, se haya preguntado en más de una oportunidad el porqué Cuba, un pequeño país con poco más de once millones de habitantes y por demás subdesarrollado y bloqueado, ha podio incluirse desde hace ya unos cuantos años en el selecto grupo de naciones que marchan a la vanguardia en el deporte a nivel mundial.



El prestigio y pujanza que exhibe hoy el movimiento deportivo en la mayor de las Antillas tuvo su simiente a partir del Primero de Enero de 1959, tras el triunfo de la Revolución, cuando esta actividad pasó a convertirse en derecho del pueblo.

Inmediatamente se comenzó la creación de nuevas instalaciones, se entregaron implementos y materiales a lo largo y ancho del país en beneficio popular, se celebraron nuevos eventos…, entre otras importantes medidas que contribuyeron al primer salto del deporte cubano.


El decidido apoyo del Gobierno Revolucionario posibilitó la creación, el 23 de febrero de 1961, del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), con el objetivo de incorporar a las grandes masas del pueblo a la educación física, el deporte, la recreación saludable e igualmente elevar el nivel de competitividad en la arena internacional de los atletas de la Isla.

En aquella etapa mucho tuvieron que ver en el despegue del deporte cubano, la creación de los Consejos Voluntarios Deportivos (CVD), integrados por activistas convertidos en profesores en centros de trabajo, escuelas, universidades, cooperativas, etcétera, los que enarbolaban como principio el uso múltiple de los recursos, también la celebración de los Juegos Escolares, las pruebas de eficiencia física Listos Para Vencer (LPV), los planes de montaña, el régimen de licencia deportiva para atletas de alto rendimiento, la supresión del profesionalismo y la introducción y asimilación de los adelantos de la ciencia y la técnica.

Gracias a estos antecedentes y la incansable labor de la gran familia del músculo a lo largo de más de cuatro décadas, hoy Cuba posee una sólida infraestructura en esta esfera. Orgullosos nos sentimos de poder contar con nuestra propia industria deportiva, centros de medicina de primer nivel y moderno laboratorio antidoping, entre otras instituciones claves para el éxito de esta actividad.

Toda persona en nuestro país tiene la posibilidad de ejercitar sus músculos sin distinción de edad. Tanto niños, jóvenes, abuelos, impedidos físicos y mentales… tienen la oportunidad de dar salud a sus vidas con programas incentivados por el Gobierno y la máxima instancia deportiva en la Isla.

Respecto al alto rendimiento, en Cuba funcionan las Escuelas de Iniciación Deportiva (EIDE) en las 14 provincias y el municipio especial de Isla de la Juventud. Allí llegan los estudiantes-atletas provenientes de las enseñanzas primaria, secundaria y preuniversitaria con aptitudes para convertirse en futuros campeones, los cuales inician una rigurosa etapa de preparación, sin descuidar la docencia. Éstos se seleccionan, entre otros métodos, por captaciones que realizan técnicos y entrenadores en las diferentes escuelas y áreas deportivas.

Al término de este ciclo, por lo general, si su rendimiento continúa en ascenso, pasan a las Escuelas Superiores de Perfeccionamiento Atlético (ESPA), centros éstos diseminados también por todas las regiones del país.

Los de mejores performances son llamados a las Escuelas Superiores de Formación de Atletas de Alto Rendimiento (ESFAAR): la Giraldo Córdova Cardín, la Marcelo Salado, y la Cerro Pelado, todas con asiento en la capital cubana -donde militan juveniles y mayores-, o sea los deportistas de los llamados equipos Cuba, los que tienen la misión de defender la bandera tricolor en certámenes internacionales.

Otras disciplinas, las menos, como el polo acuático femenino y el sóftbol (m y f), entre otras, tienen su base de entrenamiento en otros puntos de la geografía cubana. Eso sí, en todos los casos la preparación docente juega un rol protagónico en la formación del deportista.

Por todo lo anterior, un gran por ciento de los atletas que engrosan las filas de los equipos nacionales provienen de esta pirámide del alto rendimiento, independientemente de que otros hayan podido alcanzar la estelaridad sin antes pasar por escuelas de iniciación deportiva, pues la práctica sistemática de esta actividad en Cuba ha llegado hasta sus más recónditos lugares.

Nuestro país tiene igualmente el privilegio de contar con los Institutos Superiores de Cultura Física, que constituyen una formidable cantera de técnicos, y la Escuela Internacional de Cultura Física y Deportes, mediante la cual se extiende la mano amiga a hermanos de otras naciones.


Por todas estas razones y muchas otras que harían interminable este comentario, Cuba se erige hoy como una potencia en el deporte. Sus resultados en la arena internacional así lo confirman. No por casualidad obtuvimos el ¡cuarto! lugar en la Olimpiada de Moscú-80, el quinto en Barcelona-92, fuimos octavos en Atlanta-96, novenos en Sydney 2000, y logramos otra decorosa ubicación en Atenas 2004, al ubicarnos en el onceno peldaño, por sólo citar al mayor acontecimiento deportivo del planeta.

------------------

Gracias por visitar mi Blog. Vuelva pronto. ESPERO POR SUS OPINIONES. Muchas gracias

No hay comentarios.: