2006/08/17

El béisbol, la pasión deportiva de los cubanos


RAFAEL ROFES PÉREZ

rofillo@yahoo.com.mx


Para los cubanos el béisbol es pasión. Como se dice popularmente, prácticamente “nacimos con un bate, un guante y una pelota en nuestras manos”. Casi todo el año se cantan bolas y strikes en esta Isla bañada por las aguas del bello Mar Caribe, y no por casualidad los relevantes resultados históricos en la arena internacional avalan su indiscutida calidad.

CUBA, SEGUNDA PATRIA DEL BÉISBOL

Popularizado el béisbol en Estados Unidos a partir de 1845, fecha en que Alexander J. Cartwright funda el equipo Knickerbocker, primero en Nueva York y del mundo, el apasionante deporte de las bolas y los strikes rebasa pronto las fronteras de Norteamérica.

Sus marinos se convierten en principales difusores del nuevo pasatiempo que surge con pasión arrolladora, introduciéndolo en las tierras de países vecinos, Cuba el primero de ellos.

Mucho se ha repetido que el 27 de diciembre de 1874 marca el nacimiento del béisbol en nuestro país por haberse enfrentado en esa histórica fecha Habana y Matanzas en el legendario Palmar de Junco.

No obstante, es de presumir que con anterioridad ya se había practicado el béisbol, tanto en la capital como en Matanzas, lo cual justifica la integración de esos equipos. Lo más exacto parece ser que desde años antes, tal vez 1865 ó 1866, ya se jugaba pelota tanto en el Vedado habanero como en Matanzas, introducida por jóvenes estudiantes llegados de Estados Unidos y por marinos yanquis que visitaban el puerto matancero. El del Palmar fue, eso sí, el primer juego oficial divulgado.

Reafirma el anterior criterio, el decreto dictado el primero de octubre de 1868 por Francisco de Lersundi, Capitán General de la Isla, suprimiendo la práctica del béisbol en territorio nacional, por considerarlo "un juego antiespañol y de tendencia insurreccionales, contrario al idioma y que propicia el desamor a España..."

No estaba del todo "wild" el Capitán General, pues no pocos de los pioneros cubanos del béisbol conspiraron contra el poder de España, e incluso algunos de ellos murieron en la manigua redentora o en el más cruel destierro.

En lo que no existen dudas de tipo alguno, es en la fundación del primer campeonato cubano de béisbol, el cual comenzó el 29 de diciembre de 1878 con un desafío entre Habana y Almendares, los que más tarde devendrían eternos rivales de nuestra pelota profesional. El partido se efectuó en el terreno del Habana, en la calle Línea, Vedado, donde hoy está el hospital materno América Arias.

En su patio, prisionero tras una cerca de alambres que no permite acercamiento a peatones, se halla el busto del mártir Emilio Sabourin, manager del Habana, quien muriera el cinco de julio de 1897 desterrado en el Castillo del Hacho, Ceuta, plaza enclavada en la costa septentrional de Marruecos, pero perteneciente a la provincia española de Cádiz. (Elio Menéndez)

PATRIOTAS DEL BÉISBOL

La guerra de independencia de 1895, interrumpió de manera temporal la proliferación del béisbol, pues incluso jugadores de notable trayectoria se incorporaron al Ejército Libertador.

Ricardo Cabaleiro (uno de los primeros en conectar tres cuadrangulares en un partido) ganó los grados de capitán a las órdenes del General Antonio Maceo, en tanto Emilio Sabourín, director y jugador del club Habana, fue detenido por las autoridades en el transcurso de la contienda libertadora.

Preso y luego deportado a Ceuta, Sabourín coincidió en prisión con Juan Gualberto Gómez, uno de los ayudantes de José Martí, el héroe nacional de Cuba, en la organización de la guerra por la independencia. Gómez acuñó la siguiente frase respecto a Sabourín: "Me dejó la impresión que amó por igual tres cosas en la vida: la familia, la patria y el béisbol".

Con la entrada del siglo XX y la independencia de Cuba de España, el deporte de las bolas y los strikes recibió un impulso con la participación de los jugadores de raza negra, marginados antes por la discriminación racial imperante en el país, en tanto apenas en 1886 se erradicó la esclavitud en la Isla.

Surgieron así beisbolistas como José de la Caridad Méndez, capaz de vencer a novenas de tanta alcurnia como las campeonas en las Ligas Mayores de Estados Unidos.

De una débil complexión física (unas 120 libras de peso corporal), Méndez disfrutaba de una extraordinaria habilidad para combinar lanzamientos y confundir a los bateadores.

En 1906, nació Martín Dihigo, apodado "El Inmortal", quien marcó toda una época en el béisbol cubano.Dihigo jugaba con elegancia y calidad todas las posiciones y su paso por México, Venezuela y las propias ligas negras estadounidenses, le propició la elección como primer latinoamericano y caribeño en el Salón de la Fama del béisbol, de Cooperstown, Estados Unidos.

La cercanía geográfica con Norteamérica y las mejores condiciones económicas de allí, influyeron en la emigración de los mejores valores del béisbol cubano hacia las ligas profesionales norteñas. En las primeras décadas del siglo XX, se instalaron en clubes norteamericanos jugadores como Armando Marsans, Adolfo Luque, Baldomero Acosta y Miguel Ángel González, entre otros.

DE NUESTRAS SERIES NACIONALES

Después del triunfo de la Revolución el 1 de enero de 1959 se han desarrollado en la Cuba un total de 45 Series Nacionales, justas estas convertidas en toda una fiesta de pueblo a lo largo y ancho de la Isla.

Les presentamos los campeones de cada edición

I, Occidentales; II, III, IV y V, Industriales; VI, Orientales; VII Habana; VIII, Azucareros; IX, Henequeneros; X y XI, Azucareros; XII, Industriales; XIII, Habana; XIV, Agricultores; XV, Ganaderos; XVI, Citricultores; XVII, Vegueros; XVIII, Sancti Spíritus; XIX, Santiago de Cuba; XX y XXI, Vegueros; XXII, Villa Clara; XXIII, Citricultores; XXIV, Vegueros; XXV, Industriales; XXVI y XXVII, Vegueros; XXVIII, Santiago de Cuba; XXIX y XXX, Henequeneros; XXXI, Industriales; XXXII, XXXIII y XXXIV, Villa Clara; XXXV, Industriales; XXXI y XXXVII, Pinar del Río; XXXVIII, XXXIV y XL, Santiago de Cuba; XLI, Holguín; XLII y XLIII, Industriales; XLIV, Santiago de Cuba, y XLV, Industriales.

HISTORIA INTERNACIONAL

En 1926, durante los I Juegos Centroamericanos y del Caribe en México, comenzó la estela triunfadora de las selecciones cubanas, al conquistar su primer éxito en una cita internacional.

Con posterioridad, los cubanos se impusieron en los festejos de La Habana'30, San Salvador'35 y Panamá'38.

A partir de 1938, se organizaron los campeonatos mundiales. El primero de ellos tuvo lugar en el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, con la participación de una novena local y otra de Estados Unidos y ganaron los de casa.

Desde 1939 hasta 1943, Cuba acogió los concursos del orbe y se impuso en todos, a excepción del celebrado en 1941, ganado por Venezuela, gracias al estelarísimo Daniel ¨Chino¨ Canónico, quien derrotó en cerrado duelo en el partido final al no menos brillante Conrado Marrero.

Como zona privilegiada de la práctica del béisbol, América acogió al béisbol en los Juegos Panamericanos, los primeros en 1951 en Argentina, y de aquella lejana fecha a la actual, los más recientes se celebraron en

Santo Domingo´03, los cubanos solo han cedido el título en tres oportunidades, una de ellas por ausencia: la cita de México en 1955. Las otras dos en Chicago, Estados Unidos, en 1959, y Winnipeg, Canadá, en 1967.

La erradicación del profesionalismo en el deporte cubano en 1962, potenció a tal punto la calidad de las selecciones representantes de la Isla antillana que con figuras como Omar Linares, Antonio Múñoz, Wilfredo Sánchez, Fernando Sánchez, Braudilio Vinent, Agustín Marquetti, Juan Pérez Pérez y José Antonio Huelga, entre otros, virtualmente era imposible derrotar a los conjuntos cubanos.

Por ese motivo Cuba es la candidata favorita al máximo premio en cualquier certamen internacional, incluso por encima de Estados Unidos, y aún con la participación de profesionales que han comenzado a intervenir en los torneos convocados por la Asociación Internacional de Béisbol.

En Juegos Panamericanos, la primera vez que se presentaron jugadores rentados aconteció en la edición de Winnipeg, Canadá, en 1999, pero los representantes de la isla antillana salieron airosos ante Estados Unidos, Canadá, México y República Dominicana, entre otros, y se llevaron el éxito para continuar una cadena de triunfos que comenzó en Cali, Colombia, en 1971, y se extiende hasta la cita de Santo Domingo´03, donde también se presentaron profesionales.

Sin embargo, en la fiesta olímpica de Sydney, Australia, en el 2000, Cuba perdió la corona ante la novena estadounidense, luego de conquistarla en Barcelona, España, en 1992, debut de la disciplina en citas cuatrienales, y retenido en Atlanta, Estados Unidos, en 1996.

El cetro lo recuperaron los cubanos en los Juegos de Atenas, Grecia 2004, tras una preparación de exquisita precisión, con un campeonato nacional que vio a los azules de Industriales obtener el primer lugar por segunda ocasión en línea y también celebrar los torneos de la II Olimpiada Nacional del Deporte Cubano y de la III Súperliga (de elite), ganados éstos dos últimos por un colectivo de las estrellas de la región oriental del país. El segundo lugar obtenido por Cuba en el I Clásico Mundial ratificó una vez más el poderío de este deporte en la Mayor de las Antillas। (Armando Reyes)

casas en costa brava

despedida soltera

diseño 3d

Hoteles

millennium seguros

morera vallejo

posicionar en google

soldadura de lonas

tarot

video corporativo


2006/08/16

Último adiós al Maestro Eddy Martin

Fue sepultado este miércoles en el Panteón de las Fuerzas Armadas Revolucionarias

La Habana, 16 de agosto (AIN).- Los habaneros, en representación de todo el pueblo, dieron el último adiós al destacado narrador y comentarista deportivo Eddy Martin Sánchez, Premio Nacional de Periodismo José Martí, sepultado hoy en el Panteón de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

A la Necrópolis de Cristóbal Colón, en esta capital, asistió una multitud de amigos, compañeros de trabajo, dirigentes y trabajadores de la Radio y la Televisión Cubanas, la Unión de Periodistas y exponentes del movimiento deportivo para despedir a ese ejemplo de consagración revolucionaria y profesional.

Entre las ofrendas florales con motivo del deceso del prominente periodista y locutor se encontraban las enviadas por el Presidente cubano Fidel Castro y el General de Ejército Raúl Castro.

Julia Osendi, periodista deportiva, en la despedida de duelo puso de relieve la sobresaliente trayectoria del maestro de varias generaciones y patentizó a nombre del pueblo el pesar por el fallecimiento de Eddy Martin, a consecuencia de las lesiones sufridas en un accidente de tránsito.

Esteban Lazo Hernández, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y vicepresidente del Consejo de Estado, también estuvo presente en las exequias de quien fuera, además de protagonista de importantes momentos de la historia del movimiento deportivo cubano, reportero de acontecimientos internacionales, entre ellos asambleas generales de la Organización de Naciones Unidas.

Eddy Martin, quien contaba con 77 años de edad, recibió numerosas condecoraciones, entre ellas la Distinción Por la Cultura Nacional, las réplicas del Machete de Máximo Gómez y del Machete de Serafín Sánchez y la condición de Héroe Nacional del Trabajo en 1999.

------------------------

Exequias de Eddy Martin

Incondicional soldado de la patria, este miércoles fue sepultado en el Panteón de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, en la capital cubana, Eddy Martín Sánchez, maestro de generaciones de comentaristas deportivos.

Miles de capitalinos acompañaron hasta su última morada al insigne periodista, cuyo féretro estuvo escoltado por coronas de flores enviadas por seguidores, familiares, amigos y especialmente el Comandante en Jefe Fidel Castro, el General de Ejercito Raúl Castro y del movimiento deportivo cubano.

La realizadora de la televisión cubana Julia Osendi, despidió el duelo en nombre de allegados y compañeros de trabajo, entre otros.

Sumamente emocionada y con voz entrecortada, Osendi rememoró instantes de la vida de Antonio Eduardo Martín Sánchez, durante 15 años consecutivos secretario general de su núcleo del Partido Comunista de Cuba, hasta su deceso.

Premio Nacional de Periodismo José Martí, falleció en el Hospital Calixto García, de la capital cubana, como consecuencia de las lesiones sufridas en un accidente de tránsito ocurrido el pasado 21 de julio.

Ente los que concurrió para ofrendar tributo se encontraba Esteban Lazo Hernández, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba.

Martín, de 77 años de edad, viajaba en su automóvil, cuando en la intersección de las calles 19 y J, del Vedado, el chofer de un ómnibus no se detuvo en la señal de pare y causó el impacto, según las investigaciones pertinentes.

Desde entonces se encontraba ingresado en estado extremadamente grave, en la sala de terapia intensiva del emblemático hospital habanero, con perforación de sus dos pulmones, por lo que fue intervenido quirúrgicamente para restituir el volumen natural de las bolsas pulmonares, reducido a consecuencia de las lesiones causantes de un neumotórax bilateral.

Periodista, redactor informativo, locutor, narrador y comentarista deportivo, Martin Sánchez llegó al periodismo por vía de la radio.

Nacido en la actual provincia de Ciego de Ávila el 14 de junio de 1929, se inició en 1944 haciendo un noticiero deportivo en la CMJH, de ese territorio, a la que llamaban "La voz de la RCA Víctor".

A partir de 1947 incursionó en la prensa impresa en el semanario Cuba Deportiva y América Deportiva.

Desde 1948, en La Habana, trabajó como narrador deportivo; mantuvo una sección semanal sobre deportes en el periódico Avance entre 1955 a 1959, y también en el semanario Vamos, de Guanabacoa.

Sufrió dos veces prisión durante la dictadura batistiana.

Tras el triunfo de Enero de 1959, colaboró con los periódicos Hoy, Revolución, Granma y Juventud Rebelde, la revista Bohemia y las publicaciones del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación, aparte de las transmisiones deportivas por la radio y la televisión.

Integró la histórica delegación deportiva cubana del Cerro Pelado, en el año 1966.

Asimismo dio cobertura periodística a acontecimientos internacionales como reuniones de la Organización de Estados Americanos, asambleas generales de la Organización de Naciones Unidas, viajes de dirigentes de la Revolución Cubana a América Latina y el vuelo de Arnaldo Tamayo al cosmos.

Recibió numerosas condecoraciones, entre ellas la Distinción Por la Cultura Nacional, las réplicas del Machete de Máximo Gómez y del Machete de Serafín Sánchez y la condición de Héroe Nacional del Trabajo en 1999. (Antonio Diaz)


2006/08/15

Muerte de comentarista Eddy Martin enluta al deporte cubano

La Habana, 15 de agosto (PL).- El deporte cubano está de luto por la muerte hoy, en esta capital, de Antonio Eddy Martin, uno de los más destacados comentaristas del país en los últimos 40 años.

Martin, de 77 años de edad, sufrió un accidente automovilístico el 21 de julio pasado, el cual le provocó severos daños en la caja toráxica, pese a lo cual batalló por su vida por más de tres semanas.

El encontronazo entre el auto del destacado narrador deportivo y un ómnibus urbano obligaron a mantenerlo con ventilación mecánica en la sala de cuidados intensivos del Hospital General Docente Calixto García, de esta ciudad.

Sin embargo, no logró superar los traumas del accidente para enlutar a los seguidores del deporte, cuyas principales competiciones comentó a lo largo de varias décadas.

Martin fue distinguido como Héroe del Trabajo de la República de Cuba y recibió el Premio Nacional de Periodismo José Martí, además de varias condecoraciones.


Entre sus principales coberturas destacan varios Juegos Olímpicos y campeonatos mundiales de béisbol y boxeo, deportes en los cuales fue un especialista.

También incursionó en la literatura deportiva con varios textos, entre ellos Por las rutas del Olimpo, en el cual reseña la vida de varias de las principales glorias del músculo en el país.

Los camp
eones olímpicos Alberto Juantorena, Téofilo Stevenson, María Caridad Colón y José Gómez, además de la voleibolista Mercedes Pérez y el beisbolista Pedro José Rodríguez, entre muchos otros, protagonizan las páginas del referido texto.

Sin embargo, los seguidores del béisbol le agradecieron siempre sus disertaciones sobre el desarrollo del deporte de las bolas y los strikes desde su introducción en Cuba a finales del siglo XIX.

Unos meses antes de morir comentó para la televisión cubana el Primer Clásico Mundial de Béisbol, en el cual Cuba terminó en el segu
ndo puesto al ceder en la final ante Japón.

Su carrera periodística, iniciada en 1948 no se restringió solo a la televisión ni a los eventos deportivos: trabajó también en la r
adio y la prensa escrita, y colaboró con los principales periódicos y revistas del país, entre ellos los diarios Granma y Juventud Rebelde.

Al mismo tiempo, dio cobertura a acontecimientos internacionales entre ellos asambleas generales de la Organización de Estados Americanos, de la Organización de Naciones Unidas y viajes de dirigentes cubanos por América Latina.

--------------------------------------

Falleció el destacado narrador deportivo Eddy Martin

La Habana, 15 de agosto (AIN).- El comentarista deportivo Eddy Martin Sánchez, Premio Nacional de Periodismo José Martí, falleció en el Hospital Calixto García, de esta capital, como consecuencia de las lesiones sufridas en un accidente de transito ocurrido el pasado 21 de julio.

Martin, de 77 años de edad, viajaba en su automóvil, cuando en la intersección de las calles 19 y J, del Vedado, el chofer de un ómnibus no se detuvo en la señal de pare y causó el impacto, según las investigaciones pertinentes.

Desde entonces se encontraba ingresado en estado extremadamente grave, en la sala de terapia intensiva del emblemático hospital habanero, con perforación de sus dos pulmones, por lo que fue intervenido quirúrgicamente para restituir el volumen natural de las bolsas pulmonares, reducido a consecuencia de las lesiones causantes de un neumotórax bilateral.

Periodista, redactor informativo, locutor, narrador y comentarista deportivo, Martin Sánchez llegó al periodismo por vía de la radio.

Nacido en la actual provincia de Ciego de Ávila el 14 de junio de 1929, se inició en 1944 haciendo un noticiero deportivo en la CMJH, de ese territorio, a la que llamaban "La voz de la RCA Víctor".

A partir de 1947 incursionó en la prensa impresa en el semanario Cuba Deportiva y América Deportiva.

Desde 1948, en La Habana, trabajó como narrador deportivo; mantuvo una sección semanal sobre deportes en el periódico Avance entre 1955 a 1959, y también en el semanario Vamos, de Guanabacoa.

Sufrió dos veces prisión durante la dictadura batistiana. Tras el triunfo de enero de 1959, colaboró con los periódicos Hoy, Revolución, Granma y Juventud Rebelde, la revista Bohemia y las publicaciones del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación, aparte de las transmisiones deportivas por la radio y la televisión. Integró la histórica delegación deportiva cubana del Cerro Pelado, en el año 1966.

Asimismo dio cobertura periodística a acontecimientos internacionales como reuniones de la Organización de Estados Americanos, asambleas generales de la Organización de Naciones Unidas, viajes de dirigentes de la Revolución Cubana a América Latina y el vuelo de Arnaldo Tamayo al cosmos.

Recibió numerosas condecoraciones, entre ellas la Distinción Por la Cultura Nacional, las réplicas del Machete de Máximo Gómez y del Machete de Serafín Sánchez y la condición de Héroe Nacional del Trabajo en 1999.




2006/08/09

¿Por qué Cuba es una potencia mundial en el deporte?


RAFAEL ROFES PÉREZ

rofillo@yahoo.com.mx

SE ESTÁ DESARROLLANDO EN CUBA EL III CAMPEONATO MUNDIAL UNIVERSITARIO DE BÉISBOL… Lo invitamos a participar en nuestra encuesta sobre cuál considera usted el futbolista más completo entre Maradona y Pelé… PUEDE VER EN NUESTRO TRABAJO PRINCIPAL UN VIDEO DEL MULTIMEDALLISTA CUBANO DE SALTO DE LONGITUD IVÁN PEDROSO EN GOTEMBURGO 1995, y otro con el fenomenal récord mundial de salto alto de Javier Sotomayor de 2,45…

Quizás usted, amigo lector, se haya preguntado en más de una oportunidad el porqué Cuba, un pequeño país con poco más de once millones de habitantes y por demás subdesarrollado y bloqueado, ha podio incluirse desde hace ya unos cuantos años en el selecto grupo de naciones que marchan a la vanguardia en el deporte a nivel mundial.



El prestigio y pujanza que exhibe hoy el movimiento deportivo en la mayor de las Antillas tuvo su simiente a partir del Primero de Enero de 1959, tras el triunfo de la Revolución, cuando esta actividad pasó a convertirse en derecho del pueblo.

Inmediatamente se comenzó la creación de nuevas instalaciones, se entregaron implementos y materiales a lo largo y ancho del país en beneficio popular, se celebraron nuevos eventos…, entre otras importantes medidas que contribuyeron al primer salto del deporte cubano.


El decidido apoyo del Gobierno Revolucionario posibilitó la creación, el 23 de febrero de 1961, del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), con el objetivo de incorporar a las grandes masas del pueblo a la educación física, el deporte, la recreación saludable e igualmente elevar el nivel de competitividad en la arena internacional de los atletas de la Isla.

En aquella etapa mucho tuvieron que ver en el despegue del deporte cubano, la creación de los Consejos Voluntarios Deportivos (CVD), integrados por activistas convertidos en profesores en centros de trabajo, escuelas, universidades, cooperativas, etcétera, los que enarbolaban como principio el uso múltiple de los recursos, también la celebración de los Juegos Escolares, las pruebas de eficiencia física Listos Para Vencer (LPV), los planes de montaña, el régimen de licencia deportiva para atletas de alto rendimiento, la supresión del profesionalismo y la introducción y asimilación de los adelantos de la ciencia y la técnica.

Gracias a estos antecedentes y la incansable labor de la gran familia del músculo a lo largo de más de cuatro décadas, hoy Cuba posee una sólida infraestructura en esta esfera. Orgullosos nos sentimos de poder contar con nuestra propia industria deportiva, centros de medicina de primer nivel y moderno laboratorio antidoping, entre otras instituciones claves para el éxito de esta actividad.

Toda persona en nuestro país tiene la posibilidad de ejercitar sus músculos sin distinción de edad. Tanto niños, jóvenes, abuelos, impedidos físicos y mentales… tienen la oportunidad de dar salud a sus vidas con programas incentivados por el Gobierno y la máxima instancia deportiva en la Isla.

Respecto al alto rendimiento, en Cuba funcionan las Escuelas de Iniciación Deportiva (EIDE) en las 14 provincias y el municipio especial de Isla de la Juventud. Allí llegan los estudiantes-atletas provenientes de las enseñanzas primaria, secundaria y preuniversitaria con aptitudes para convertirse en futuros campeones, los cuales inician una rigurosa etapa de preparación, sin descuidar la docencia. Éstos se seleccionan, entre otros métodos, por captaciones que realizan técnicos y entrenadores en las diferentes escuelas y áreas deportivas.

Al término de este ciclo, por lo general, si su rendimiento continúa en ascenso, pasan a las Escuelas Superiores de Perfeccionamiento Atlético (ESPA), centros éstos diseminados también por todas las regiones del país.

Los de mejores performances son llamados a las Escuelas Superiores de Formación de Atletas de Alto Rendimiento (ESFAAR): la Giraldo Córdova Cardín, la Marcelo Salado, y la Cerro Pelado, todas con asiento en la capital cubana -donde militan juveniles y mayores-, o sea los deportistas de los llamados equipos Cuba, los que tienen la misión de defender la bandera tricolor en certámenes internacionales.

Otras disciplinas, las menos, como el polo acuático femenino y el sóftbol (m y f), entre otras, tienen su base de entrenamiento en otros puntos de la geografía cubana. Eso sí, en todos los casos la preparación docente juega un rol protagónico en la formación del deportista.

Por todo lo anterior, un gran por ciento de los atletas que engrosan las filas de los equipos nacionales provienen de esta pirámide del alto rendimiento, independientemente de que otros hayan podido alcanzar la estelaridad sin antes pasar por escuelas de iniciación deportiva, pues la práctica sistemática de esta actividad en Cuba ha llegado hasta sus más recónditos lugares.

Nuestro país tiene igualmente el privilegio de contar con los Institutos Superiores de Cultura Física, que constituyen una formidable cantera de técnicos, y la Escuela Internacional de Cultura Física y Deportes, mediante la cual se extiende la mano amiga a hermanos de otras naciones.


Por todas estas razones y muchas otras que harían interminable este comentario, Cuba se erige hoy como una potencia en el deporte. Sus resultados en la arena internacional así lo confirman. No por casualidad obtuvimos el ¡cuarto! lugar en la Olimpiada de Moscú-80, el quinto en Barcelona-92, fuimos octavos en Atlanta-96, novenos en Sydney 2000, y logramos otra decorosa ubicación en Atenas 2004, al ubicarnos en el onceno peldaño, por sólo citar al mayor acontecimiento deportivo del planeta.

------------------

Gracias por visitar mi Blog. Vuelva pronto. ESPERO POR SUS OPINIONES. Muchas gracias

2006/08/05

CUBA EN LA VANGUARDIA DEL VOLEIBOL MUNDIAL

Rafael Rofes Pérez
rofillo@yahoo.com.mx

El voleibol nació en los Estados Unidos, y desde su nacimiento ha logrado tal grado de popularidad en todo el mundo, que actualmente es el de mayor número de licencias entre todos los deportes.

En el año 2000, existían más de 800 millones de jugadores a escala mundial que practicaban el voleibol al menos una vez por semana.

En la actualidad y según organismos oficiales hoy hay 219 países afiliados a la FIVB, y más de mil 200 millones de personas que lo practican regularmente.

Existen historiadores que mencionan que este deporte se practicaba en la Roma imperial, 200 años antes de Jesucristo. Otros afirman que en la edad media se practicaba el llamado "juego de balón", que posteriormente se llamaría en Alemania Faustball.


PRIMEROS REMATAZOS EN CUBA

Aunque el voleibol comenzó a practicarse en Cuba durante la primera década del siglo XIX, su expansión no se produjo hasta después del triunfo revolucionario en 1959.

Era un deporte conocido en la capital y en contadas localidades, como fue la honrosa excepción de Jiguaní, pequeña localidad en la antigua provincia de Oriente, donde surgieron numerosos jugadores que nutrieron los primeros equipos que asistieron a competencias internacionales cuyo punto de partida se produjo en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Barranquilla, Colombia'46.


De la primera hornada de voleibolistas destacaron jugadores como Olegario Moreno, quien años después llega a dirigir las actividades del deporte en su provincia natal, a raíz de la creación del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), organismo encargado, a partir de 1961, de encauzar estas actividades.


La Federación Internacional de Voleibol (FIVB) surgió en 1947. Los primeros campeonatos del mundo se celebraron en 1949, con una periodicidad de cuatro años desde 1952. En los certámenes masculinos los países con mejores actuaciones fueron en un principio la otrora Unión de Repúblicas Socialist
as Soviéticas (URSS) y la anterior Checoslovaquia.

Entre las mujeres el despegue estuvo liderado también por la URSS, junto a Japón y China, países que han obtenido los mayores éxitos.

Cuba es uno de los países que han exhibido alto nivel en el mundo, tanto con su equipo femenino como el masculino. Las muchachas, dirigidas en lo fundamental por mucho tiempo por Eugenio George, el mejor entrenador del Siglo XX, ha sido tres veces campeón mundial: 1978, 1994 y 1998.


Comentaristas deportivos cubanos bautizaron al conjunto como "las espectaculares Morenas del Caribe", debido no solo a la conquista de los tres certámenes ecuménicos, sino también a la obtención de las medallas de oro en los Juegos Olímpicos en Barcelona'92, Atlanta'96 y Sydney'00, así como un peleado bronce en Atenas ’04, proeza jamás alcanzada por otro país en la historia de este espectacular y creativo deporte de conjunto.

De Atlanta se recuerda que preocuparon las derrotas sufridas por Cuba ante Brasil y Rusia en la fase de clasificación. Sin embargo, como saben hacerlo las verdaderas campeonas, supieron crecerse y sellaron memorables victorias frente al propio Brasil y acto seguido, tras el oro le ganaron a China.


El juego, desplegado principalmente por Mireya Luis, Regla Torres, Regla Bell y Magaly Carvajal, fue decisivo y propicio asegurar aquel segundo éxito olímpico.

Regla Torres, integrante de los tres conjuntos que conquistaron la cima olímpica, fue escogida como la mejor jugadora de los últimos cien años, mientras, Mireya Luis, una de las veteranas más queridas por la afición, inmediatamente después de su retiro tras 15 años en el equipo de lujo, ha pasado a integrar la Comisión de Atletas del Comité Olímpico Internacional (COI) a propuestas de su e
ntonces presidente, Juan Antonio Samaranch.

Puede argumentarse que aquella generación de la década de los años 90 del pasado siglo ha encontrado un prometedor relevo, cuestión que pudo apreciarse en el torneo olímpico en la capital ateniense. Sin que le concedieran muchas posibilidades esta nueva generación llegó hasta el podio, también en compañía de Eugenio George, en sus funciones como asesor del DT Luis Felipe Calderón.

SOBRE LAS LIGAS MUNDIALES DE VOLEIBOL MASCULINO

La primera edición de la World League llegó en 1990, con la idea de sumarle al calendario del voleibol mundial una competición jerárquica donde las mejores selecciones del planeta compitan anualmente, brindando una ventana de exposición para este deporte tanto en competitividad como en espectáculo. Hoy en día, la el prestigio de la Liga Mundial es tan alto que se ubica dentro de las tres competiciones más importantes del voli, junto a los Juegos Olímpicos y el Campeonato del Mundo.

1990: La primera Liga Mundial fue modesta. Solamente ocho e
quipos (Brasil, China, Francia, Italia, Japón, Holanda, Unión Soviética y Estados Unidos) participaron del certamen con un millón de dólares en premios. Se jugaron 52 partidos en 25 ciudades del mundo. La final fue en Osaka, Japón, y el ganador fue Italia.

1991: El número de equipos ascendió a 10, donde Canadá, Cuba y Corea hicieron sus presentaciones, pero China salió de la competencia. Los finalistas fueron los mismos que en el año anterior, salvo Brasil que fue reemplazado por Cuba. Italia y Holanda protagonizaron un partido inolvidable, en lo que era la revancha para los “Naranjas” de la final anterior. Pero la hazaña quedó en manos de los “Azurras” quienes luego de perder por 0-2 y 10-14 en el tercer set, lo dieron vuelta y pasaron a la final, donde vencieron a Cuba por 3 a 0.

1992: China retornó y Alemania se sumó a la competencia, aumentando el número de equipos a 12, distribuidos en 3 grupos de 4 equipos cada uno. Nuevamente los campeones fueron los locales, quienes al mando de Julio Velazco, dejaron atrás a Estados Unidos por 3 a 0 en semifinales y pasar a la última instancia nuevamente frente a Cuba. Italia despachó a los cubanos por 3 a 1 y se consagró tricampeón en los tres años de vida de la World League.

1993: En este año debutaron Finlandia y Grecia, en lugar de
Canadá y Francia, y el sistema de juego se conformó en dos grupos de seis equipos donde clasificaron los mejores ubicados. San Pablo, Brasil, fue la ciudad elegida para las finales, que tuvo por primera vez a Italia vencida en semis, justamente frente a los locales. Posteriormente, los brasileros termin
aron con las aspiraciones de Rusia y pasaron a ser el primer equipo sudamericano en ganar el torneo.




1994: Bulgaria hace su debut, reemplazando a Finlandia. Milán, fue la ciudad destinada a recibir a los finalistas Cuba, Rusia, Brasil, Holanda, Bulgaria y los locales. Los italianos, luego de un mal comienzo con Brasil, se recuperaron y en la final derrotaron a Cuba para consagrarse campeones por cuarta vez en la historia
.

1995: Esta edición estuvo marcada por una serie de cambios en el sistema de competencia. Los grupos se ordenaron geográficamente: Italia y Bulgaria representaron el grupo europeo (Grecia y Holanda quedaron excluidos); Rusia y Corea clasificaron por Asia (luego de eliminar a Japón y China); y Brasil y Cuba simbolizaron a América. Las finales fueron en Río de Janeiro, Brasil, y por primera vez los locales disputaban una final con Italia. Sin embargo, la “Azurra” volvió a quedarse con el torneo ante las miles de almas cariocas presentes en la final.

1996: Holanda pudo por primera vez consagrarse campeón de la Liga Mundial en 1996, en Rótterdam. Los holandeses tuvieron que utilizar hasta sus últimas fuerzas para derrotar a los pentacampeones italianos en una final memorable que culminó en el 22-20 del tie-break y duró 158 minutos. Comparado a los torneos anteriores, un equipo menos participó del torneo porque Estados Unidos y Corea salieron y solamente ingresó Argentina, en lo que fue su debut.

1997: Nuevamente los premios se elevaron, esta vez a 8 millones de dólares, y los equipos pasaron a ser 12. Corea retornó y Yugoslavia hizo su presentación reemplazando a Grecia. Brasil, Italia y Cuba dominaron sus grupos y disputaron las finales junto con Bulgaria, Holanda (los mejores clasificados) y Rusia por ser el país anfitrión. Italia, esta vez sin Julio Velasco como director técnico, se alzó con el título una vez más, venciendo por cuarta vez en una final a Cuba.

1998: China y Japón salieron de la competencia y sus lugar
es fueron tomados por Grecia y el debutante Polonia. Rusia, Holanda y Cuba clasificaron, junto a Italia por ser país anfitrión, a las semifinales disputadas en Milán. Por primera vez, y luego de perder en cuatro oportunidades, Cuba tocó el cielo con las manos y se alzó con el título. Por su parte, Italia no sumó victorias en las finales y se retiró de la competencia sin pisar el podio por primera vez en ocho ediciones de Liga Mundial.


1999: Por primera vez se utiliza el sistema Rally Point, tal cual lo es el voli actual (sets a 25 y tie break a 15). Australia hace su deb
ut como parte de su preparación previa a los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, al igual que Portugal que reemplaza a Yugoslavia en última instancia. Además, retornan a la competencia Francia y Canadá. Italia, Cuba, Brasil, Rusia, España y Argentina, el equipo anfitrión, disputaron las finales en Mar del Plata. Aquí, Italia concretó su séptimo título de Liga Mundial, tras vencer al defensor del título, Cuba. Por su parte, Argentina logró su mejor performance en el torneo logrando el sexto puesto.


2000: La undécima
edición estuvo representada por 12 equipos. Con la ausencia de Cuba, las finales reunieron en Rotterdam a Brasil, Italia, Holanda, Rusia, Estados Unidos y Yugoslavia. Italia sumó su octavo título en la World League tras derrotar a Rusia por 3 a 2 en la final. Por su parte, Brasil derrotó a Yugoslavia 3-0 y se quedó con el tercer puesto.

2001: Brasil llegó a la final como el único equipo invicto en la serie final, luego de derrotar a Polonia por 3-1,Yugoslavia 3-1, Francia 3-0 y a Rusia 3-2 en la semifinal. Si bien los brasileros eran los firmes candidatos a quedarse con el título, Italia aparecía nuevamente amenazante jugando a un gran nivel, luego de superar a Cuba en semifinales. Pero Brasil pudo más con su juego rápido y venció a Italia en la final disputada en Katowice, Polonia, por 3 a 0.


2002: Bello Horizonte fue la ciudad brasileña para albergar a Serbia y Montenegro, Polonia, Italia, Francia, Brasil, Rusia, Holanda y España en las finales de la Liga Mundial, previa al Campeonato del Mundo realizado en Argentina. Brasil y Serbia, quienes habían pasado casi sin problema
s por la ronda eliminatoria, se encontraron en semis y protagonizaron unos de los mejores partidos del torneo. Los locales vencieron en poco más de dos horas a los europeos por 3 a 2 y pasaron a la final, donde los esperaba la poderosa Rusia luego de eliminar a Italia por 3 a 1. Las torres rusas derrotaron a los brasileros por 3 a 1 y se consagraron campeones por primera vez en su historia.


2003: En la decimocuarta edición Argentina no estuvo presente (por la suspensión internacional por parte de la FIVB), pero ingresaron a la competición República Checa, Bulgaria y China. Las finales se disputaron por primera vez en Madrid, España, y estuvieron divididas en dos grupos con Brasil, Bulgaria, Rusia e Italia por un lado, y Grecia, Serbia y Montenegro, República Checa y Epaña por el otro. Esta vez, Brasil se quedó con un durísimo partido ante los serbios por 3 a 2, en más de dos horas de juego, y sumó su tercer título.


2004: En esta edición de Liga Mundial, Grecia, España, Portugal, Francia, Bulgaria, Japón, Polonia, Serbia y Montenegro, Italia, China y Cuba fueron las selecciones que quisieron arrebatarle el título a Brasil. Para las finales disputadas en Roma, Italia, solamente cuatro equipos clasificaron a las finales: Italia (por ser país anfitrión), Serbia y Montenegro, Brasil y Bulgaria. Brasil pudo repetir el título frente a Italia y a toda su gente luego del 3 a 1 en poco más de una hora y media de juego.

ACTUACIÓN CUBANA EL LA LIGA DEL 2005

El bloqueo final del atacador auxiliar, Henry Bell, ante Polonia en el quinto set selló tres años de espera para Cuba en la Liga Mundial de Voleibol masculino. El tercer puesto de nuestro joven equipo en el certamen anual más importante de la disciplina del 2005, clasifica como una de las victorias más impresionantes de los últimos cinco años, comparado incluso con el bronce olímpico de las Espectaculares Morenas del Caribe en Atenas.

La connotación está dada por motivos tan disímiles como la juventud de sus integrantes -el promedio de edad de 22 años-, la ubicación en el grupo más difícil durante la fase preliminar -junto al multicampeón Italia, el tercer lugar mundial, Francia, y Bulgaria-, y el elevadísimo nivel del voleibol mundial, en el cual figuran bien parejas más de 10 selecciones.

Inconforme entre los cuatro grandes, nuestro elenco arribó a Belgrado -sede de la ronda decisiva- con la idea fija de escalar el podio. Los dos primeros juegos ante Polonia y Brasil mostraron el verdadero potencial de tal aspiración.

El complicado cruce para discutir las preseas -los organizadores cambiaron lo planificado para favorecer a los anfitriones- no los amilanó y ganaron el partido bueno remontando un marcador adverso, que hizo trizas las aspiraciones polacas en la lid.

No hay que ser adivino para asegurar que Cuba está de regreso a la elite del voleibol masculino mundial luego de este resultado. Roberto García, director técnico de la selección, reiteró antes y después del triunfo que las mayores virtudes del cuadro que dirige recaen en su unidad y en las ganas de retomar la senda dorada de la anterior generación de jugadores, que llegaron al título de la Liga Mundial en 1998.

MANTENER EL CAMINO

El bronce en la decimosexta versión de la Liga Mundial de voleibol masculina es el primer regalo para el pueblo en el año del centenario de la introducción de esta disciplina en la Isla.

Hay eventos que prestigian de solo tomar parte en ellos. Así ocurre con este certamen liguero, en el que Cuba ha sido invitada especial en 15 ediciones celebradas. Los cuatro años juntos de nuestra selección son suficientes para disfrutar de éxitos y también para más exigencia. La superación técnica es notable y ya acumulan competencias internacionales como para pensar incluso en asaltos más constantes a los podios de premiación en campeonatos universales.

El único secreto en la malla es no ceder ante los equipos débiles cuando se ha vencido a los poderosos. En la Ciudad Deportiva capitalina miles de fieles a este deporte respiraron orgullosos por el renacer de Cuba. Sin triunfalismo, el avance es evidente. Nuestros remates pueden aún ser más efectivos, y lo más importante, constantes. Luego de tres temporadas, el regreso a la cumbre mundial del voleibol varonil exige solo una máxima: consolidar lo hecho.

Por estos días se celebra la fase preliminar de la XVI edición liguera y el equipo de la Mayor de las Antillas espera otra sobresaliente actuación. Sobre la cancha se dirá la última palabra. Esperemos. (Fuentes: cubasports.com; efydep.com.ar, y colega Joel García)