2007/11/25

Pelota cubana

¡A CUIDAR EL ESPECTÁCULO!

El deporte es salud y vida. EN CUBA SE REALIZAN VARIOS CAMPEONATOS NACIONALES, COMO EL TORNEO DE ASCENSO DE BALONCESTO, EL NACIONAL DE POLO ACUÁTICO FEMENINO, Y CONCLUYÓ EL DE NADO SINCRONIZADO… Sepa que el Gran Mestro antillano Leinier Domínguez mantiene buen paso en la Copa del Mundo de Ajedrez que se desarrolla en Rusia… Puede escribirnos y sugerirnos temas de su interés relacionados con este fascinante mundo del deporte…

Rafael Rofes Pérez

Nuestro país se apresta una vez más para el inicio de una de sus “fiestas” más importantes y concurridas, nuestra Serie Nacional de Béisbol, acontecimiento que año tras año llega hasta los más recónditos lugares de la Isla y que no por casualidad es sinónimo de pasión para millones de cubanos.

Nuevamente los estadios del país se estremecerán de alegría y retumbará el bullicio de los aficionados, esos que disfrutan de manera especial este bello regalo deportivo en la tierra donde se juega el mejor béisbol amateur del mundo para orgullo de todos los que nacimos en ella.

Lo equipos de Santiago de Cuba —actual rey de la pelota cubana— y el submonarca Industriales serán los encargados de amenizar el primer día de competencias, cuando el venidero domingo 2 de diciembre choquen en horas de la tarde en los predios del estadio Guillermón Moncada.

Se aspira a que esta contienda sea superior a la anterior en todos los sentidos, pero para llevar a feliz término este propósito todos debemos contribuir a su mejor desenvolvimiento, pues nuestra pelota lo necesita, por la cercanía a su próxima prueba de fuego en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Las oportunas iniciativas que merecieron las palmas en la pasada temporada deben cobrar mayor dimensión en la ctual y diseminarse por todos los territorios. La venta de artículos deportivos como gorras pulóveres, bastones, afiches, calcomanías y otros alegóricos a esta gran fiesta, constituyen pilares que condimentan el espectáculo.

Llevar los juegos solo a aquellos municipios cuyos terrenos poseen las condiciones idóneas, es una sabia medida que contribuye a proteger de lesiones a los peloteros y al mismo tiempo incentiva el mejoramiento de aquellos estadios no aptos.

Sabemos que en oportunidades nuestros árbitros han errado, incluso en momentos clave, por la propia presión del juego, pero eso es de humanos…, ¿lo hacen a propósito? Claro que no. Entonces, ¿por qué emprenderla con ellos de manera grosera y agresiva?

Nadie tiene el derecho de ofender y avasallar a nuestros jueces y atletas. Hechos como estos dañan el espectáculo, le restan lucidez, por lo que todos estamos en el deber de combatir a esa pequeña minoría que así actúa, pues nuestra afición se ha caracterizado por ser, además de conocedora, bien respetuosa.

Esperamos que en esta Serie no ocurran hechos tan lamentables que incluso han llevado en otras oportunidades a la suspensión de desafíos a causa del desorden social, y en esto deben contribuir como de costumbre con mayor rigor los agentes del orden público.

Otra situación que requerirá la colaboración de todos es la referida a las pelotas que visitan el graderío y no regresan al terreno.

Como se conoce este año se jugará con la Mizuno 150, cuya adquisición conlleva un gasto en divisa, otro de los tantos esfuerzos que realiza el país en aras del desarrollo de nuestro deporte.

¿Por qué no devolverlas?, ¿por qué en algunos estadios sucede y en otros no? ¿O es que acaso no nos damos cuenta que al no reintegrarlas perjudicamos a nuestro béisbol?

La temperatura beisbolera se elevó y de qué manera en la pasada campaña y convencido estoy que esta no será diferente y podría incluso superar las expectativas si somos capaces de concientizar que también somos responsables de su éxito.

--------------------------

¿CONSIDERACIONES OPORTUNAS?

Rafael Rofes Pérez

Análisis y reflexiones acerca de la actuación cubana en la pasada Copa del Mundo de Béisbol.

El subtítulo logrado por la selección cubana de béisbol en la recién finalizada XXXVII Copa del Mundo que tuvo por sede a Taipei de China, ha generado una serie de opiniones y comentarios entre especialistas y aficionados a lo largo y ancho de este país, donde la pelota es toda pasión.

Un segundo lugar en un certamen de tanta calidad como este, merece también la felicitación y el reconocimiento de todos, pues a decir verdad se perdió en buena lid frente a un equipo estadounidense que realmente jugó mejor que el nuestro, como bien expresó el mentor Rey Vicente Anglada.

Pero nuestro pueblo, acostumbrado a los resonantes éxitos de sus peloteros en la arena internacional, no se conforma con este resultado. Solo la alegría desborda las expectativas cuando se gana, cuando se trae el metal dorado, y si no es así lo invade un viso de nostalgia.

Hallar las causas reales que imposibilitaron traer a casa la corona número 26 en este tipo de eventos resulta bastante engorroso, pues como bien se conoce un juego de pelota lo gana y lo pierde cualquiera. Sin embargo, sí considero oportuno tocar algunos aspectos que no escapan al análisis y que bien pudieran tomarse en cuenta para futuros compromisos, como los venideros Juegos Olímpicos de Beijing, próxima parada del béisbol cubano.

Cuando fue dado a conocer el conjunto que nos representaría en dicha lid, expresé mi desacuerdo con la no inclusión en este del inicialista José Julio Ruiz. Varias razones avalaron tal criterio, entre estas por ser un excelente bateador, por demás de fuerza, poder cubrir la inicial como ningún otro en caso de lesión de Mayeta, además de representar el único bateador zurdo a la hora de empuñar como emergente.

¿Fue tan necesario llevar a tres jugadores de cuadro como Héctor Olivera, Rudy Reyes y Luis Miguel Navas —este no jugó—, los tres con características similares, o tres receptores por delante de José Julio?

Estoy convencido de que el santiaguero hubiera sido de gran utilidad en este equipo necesitado de ofensiva, departamento que en el actual año ha resultado el talón de Aquiles de esta selección.

En cuanto al pitcheo, nuestros lanzadores merecen las palmas, sin embargo me viene a la mente ese choque decisivo ante los norteños en el que Yadel Martí, quien había tirado un juegazo ante los venezolanos, no se presentó en su mejor forma. En su rescate vino Norberto González —divorciado de la zona de strike— y le siguieron Yunieski Maya, Jonder Martínez, Elier Sánchez y Vladimir Baños.

Entonces, ¿hubiese ocurrido lo mismo sin en lugar de uno de estos se hubiera podido contar con dos relevistas ciento por ciento como José Ángel García o Yulexis Ulacia, bien acostumbrados a esta funciones, por solo citar a dos? ¿Por qué no se incluyó a uno de ellos en esta oportunidad? ¿Acaso no han demostrado en innumerables oportunidades sus cualidades? ¿Por qué no confiar en ellos?

Soy de los que piensan que una mayor inyección de figuras nuevas dentro del equipo sería una medida sabia, pues el desarrollo de nuestro béisbol es innegable. Las actuaciones de Héctor Olivera, Elier Sánchez, Aroldis Chpaman y Alfredo Despaigne confirman tal aseveración.

Independientemente de que es incuestionable el desarrollo que ha experimentado el béisbol a nivel mundial, además de la adición de profesionales en la mayoría de los equipos y haber sido este un torneo bien fuerte, considero que Cuba no demostró todo su potencial.

Los partidos frente a Alemania —un inesperadamente 7x3— y el apretado triunfo 3x2 frente a Australia, en un choque ganado en las postrimerías gracias a los oportunos bambinazos de Frederich Cepeda y Osmani Urrutia son reflejo de lo anterior.

¿Estaban realmente en plenitud de forma los peloteros cubanos? ¿Acaso la base de esta selección no fue la misma que nos representó en el I Clásico Mundial, justa en la cual la calidad de los conjuntos fue muy superior a la de esta Copa y aún así los cubanos tuvieron un sorprendente resultado?
Quizás el hecho de que nuestros peloteros se mantengan en acción durante todo el año no les permita estar en plenitud de facultades para un evento determinado y este pudo haber sido el caso. Eso deben tenerlo bien en cuenta nuestros técnicos y entrenadores, bien avezados y experimentad
os por cierto en la materia.

De ahora en adelante lo sensato es sacar experiencias y pulir detalles para las venideras confrontaciones que restan a nuestro béisbol. Contamos con un colectivo técnico capaz y con atletas de sobrado coraje y calidad. Seguro estoy que este resbalón lo revertiremos en victoria. No por casualidad hemos conquistado la gloria en innumerables certámenes del orbe.

El 2 de diciembre se dará la voz de play ball de la 47 Serie Nacional y en el verano del venidero 2008 tendremos la cita estival china. Allí iremos como siempre con la máxima de ganar y será la gran oportunidad para el desquite.

------------

Gracias por visitar mi Blog. Vuelva pronto. Y RECUERDA SIEMPRE QUE SI EN REALIDAD AMAS EL DEPORTE, DEBES LUCHAR POR ALCANZAR TU SUEÑO, ALGUNAS VECES GANARÁS Y OTRAS PERDERÁS, PERO AL FINAL, DESPUÉS DE UNA DURA BATALLA, PODRÁS LOGRAR EL TRIUNFO….

No hay comentarios.: