2007/03/18

Armandito sigue “al mando” de su peña

Rafael Rofes Pérez
rofillo@yahoo.com.mx

El auge del movimiento de peñas deportivas a lo largo y ancho del país cobra cada día nuevos bríos. En ellas se agrupan obreros, estudiantes…, aficionados de todos los sectores, con el sano objetivo de dar colorido al espectáculo y organizar con iniciativas propias disímiles actividades ligadas al deporte.

En La Habana, una peña sui géneris prestigia el nombre de quien fue el hombre “show” del deporte en la Isla, Armandito El Tintorero. Alrededor del segundo puesto de la séptima fila del a la izquierda del Estadio Latinoamericanolugar reservado para él desde 1968—, están aún sus amigos, sus seguidores, esos que dirigió “batuta en mano” por muchos años.

EN TRES Y DOS

“Tras la muerte de Armandito, fundador y director de la peña, un vacío muy grande se apoderó de sus integrantes”. “Su pérdida fue un duro golpe para todos, sabíamos que era y es insustituible, pero nos dimos cuenta de que su obra había que seguirla y que era la mejor manera de honrarlo, sentirlo entre nosotros”, confesaron Jorge Andrés Rodríguez y Carlos Manuel Ayesta, dos miembros de su “banda”.

Es entonces que fue electo Benjamín Benito Valdés —hermano de crianza de Armandito en la antigua Casa de Beneficencia de San Lázaro y Belascoaín— como nuevo presidente.
Todos coincidieron en su nominación, entre ellos Erasmo Esquijarrosa, Michel Manre
sa, Francisco Calvo, Heriberto Valdés y Eliú Curbelo, allegados amigos del “Tintorero”.

UNA “BULLITA”

Actualmente la peña la conforman 56 integrantes procedentes de los 15 municipios de la capital, y se destaca por la seriedad y por el respeto para todos los deportistas, como bien les inculcó su inolvidable maestro. Esa es la savia con la cual se nutre su labor.

Aunque ya no hay barrida de escoba, tampoco el tun turún tun, y la “ausencia” de Armandito inspira la nostalgia, sus admiradores no dejan de pedir una “bullita” para él cuando las circunstancias del juego lo reclaman. Así lo sienten más cercano apoyando el festín.



Cada segundo domingo de mes se reúnen para coordinar sus actividades.Allí planifican los cumpleaños colectivos de sus miembros, las actividades culturales y otras.
Entre las re
alizadas se cuentan la participación de sus asociados en las copas de sóftbol de peñas deportivas de Ciudad de La Habana.

OPORTUNO RECLAMO

En noviembre d
el 2004, durante la inauguración de la XLIV Serie Nacional de Béisbol fue develada la estatua que perpetúa la memoria de Armandito, en su sempiterno asiento del Latino.

Sin embargo, “su estructura ha sido dañada por personas inescrupulosas y a esto hay que hallarle una pronta solución”, comentó el peñista Heriberto Valdés.
“Oportuno sería prote
gerla de una manera tal que no fuera blanco de tales desmanes”, agregó Bejamín Benito. “Él estuvo bien ligado al deporte, pero también al proceso revolucionario desde sus inicios”, añade.

“Siempre se enorgullecía de haber podido dialogar en varias oportunidades con el Comandante en Jefe Fidel Castro. Sería interesante plasmar en alguna publicación sus anécdotas, que son innumerables”, apuntó Jorge Andrés Rodríguez.

Las palmas para estos entusiastas hombres y para todos los que agrupados en las más de mil 200 peñas existentes en toda la Isla, aman sanamente el deporte y se yerguen como insomnes activistas de tan importante actividad social.
--------------------------------------------
Algarra “bebe” zumo de naranja

Rafael Rofes Pérez
rofillo@yahoo.com.mx

Juan Carlos Algarra Espinosa es uno de los seis técnicos de la hermana República Bolivariana de Venezuela que se nutren de los conocimientos de los especialistas cubanos en la actual XLVI Serie Nacional de Béisbol, como parte de un convenio de colaboración entre ambos países.

Director Técnico del Centro de Enseñanza de Béisbol Menor (CEBMO) de Barquisimeto, se siente como un integrante más de la novena de Villa Clara…, como en familia: “Gracias al director Víctor Mesa y al resto de los entrenadores, he podido profundizar mis conocimientos en este deporte, los cuales transmitiré a los peloteros del estado de Lara y de toda mi nación en las diferentes categorías”, señáló Algarra.

“Antes del inicio de la Serie Nacional, recibimos un curso de teoría básica de béisbol de dos semanas en La Habana, con los profesores Pedro Medina, Máximo García y Ernesto Wilson, el cual llevamos ahora a la práctica consecuentemente”, afirmó

Impresionado por la calidad del béisbol cubano y en especial por el juego táctico, agresivo y disciplinado de los anaranjados, se siente orgulloso por haber contribuido a los éxitos del Villa Clara, equipo que según él se convierte en un rival bien difícil para la postemporada.

“He estado al frente de la preparación física de los atletas, ahora lo hago como jefe del área de los receptores, y en varias oportunidades me han dado la responsabilidad de actuar como coach en primera base, lo que demuestra la confianza depositada en mí, y eso sin dudas me estimula a dar el máximo y aportar así mi granito de arena en este conjunto, uno de los grandes de la pelota en Cuba”, sentenció.

Víctor Figueroa, directivo de los “Naranjas” tiene frases de elogio para este joven técnico venezolano, quien, según él, se encuentra ya apto para realizar cualquier función dentro de un equipo de béisbol. Por su constancia, dedicación e interés y conjugar muy bien la teoría con la práctica a lo largo de la campaña, se le augura un gran futuro como entrenador.

Bonita experiencia esta para Algarra, quien tras “beber” del zumo de la naranja y cerrar su calendario la actual Serie Nacional, defenderá su trabajo de tesis, para luego transmitir sus enseñanzas a sus coterráneos, como otra muestra de hermandad entre las patrias de Bolívar y Martí.
--------------------------------