2009/08/29

Kendry Morales azotó el pitcheo de los Atléticos de Oakland


Los Angeles (EFE).- El primera base cubano Kendry Morales se fue perfecto con 5 de 5, pegó dos jonrones y remolcó seis carreras para llevar a los Angelinos de Los Ángeles a una victoria por 11-7 sobre los Atléticos de Oakland.

Con su victoria los Angelinos incrementaron su liderazgo en la División Oeste de la Liga Americana a cinco juegos sobre los Vigilantes de Texas.

Morales (29), que igualó una marca de por vida en carreras remolcadas, pusó a los Angelinos con ventaja con su segundo jonrón de la noche, en la séptima entrada con dos corredores en el camino.

Ese vuelacercas lo conectó Morales contra los servicios del relevo Brad Ziegler.

Pero antes ya había conectado su primero de la j
ornada, en el segundo episodio, solitario, al descontrolar al abridor Brett Tomko.

Con sus seis remolcadas, Morales llegó a 91 impulsadas en la campaña, y dejó en .307 su p
romedio con el madero.

El triunfo se lo apuntó el relevo dominicano José Arredondo (2-3) en dos episodios, en los que permitió un imparable, y regaló una base.

Arredondo realizó 33 envíos, 18 a la zona perfecta del strike y dejó en 5.54 su promedio de efectividad.

La derrota recayó en Brad Ziegler (1-4) en dos tercios de episodios, permitió cinco imparables, un jonrón, cuatro carreras y ponchó a uno.

Por los Angelinos además de Morales, el guardabosques venezolano Bobby Abreu, de 5-1
con remolcada y dos anotadas; el bateador designado dominicano Vladimir Guerrero, 4-2 con dos remolcadas y dos anotadas; el guardabosques venezolano Juan Rivera, de 4-1 con anotada y remolcada, y el parador en corto dominicano Erick Aybar, de 5-2 con anotada.

Por los Atléticos no hubo jugadores latinoamericanos.
------------------
¡Equipo CUBA a Copa Mundial de Beisbol!



LA HABANA — AP. El experimentado derecho Pedro
Luis Lazo y los estelares Frederich Cepeda y Yulieski Gourriel encabezan el equipo de Cuba para la Copa Mundial de Béisbol que arrancará el 8 de septiembre en varias ciudades de Europa.

Además de Lazo, el serpentinero más ganador del béisbol cubano, ocuparán el montículo de la isla los avezados Norge Luis Vera, Yulieski González, Yadiel Pedroso, Maikel Folch y Jonder Martínez, así como los novatos Miguel Alfredo González, Freddy Asiel Alvarez.

Gourriel, Michel Enríquez, Héctor Olivera, jugadores de cuadro que estuvieron en el segundo Clásico Mundial, consiguieron lugar junto a Ariel Borrero, José Dariel Abreu, Luis Miguel Navas, Yorbis Borroto.

Los jardineros son los mismos que estuvieron en el segundo Clásico, encabezados por Cepeda, el líder a la ofensiva, Alfredo Despaigne, Yoennis Céspedes, Leonys Martín y Giorvis Duvergel.

“Tenemos un equipo balanceado, con jugadores de experiencia y jóvenes que aspiran a hacer historia. La ofensiva será la carta principal de triunfo para el equipo” aseguró Gourriel a la AP.

Cuba estrenará manager, Esteban Lombillo, el hombre que dirigió el elenco de La Habana, campeón de la pasada serie nacional.

Los cubanos debutarán en el torneo mundial el día 10 contra Puerto Rico en la ciudad de Barcelona. El grupo de Cuba lo integran además España y Sudáfrica.

El equipo de la isla viajará primero a Italia para un torneo amistoso con vistas a poner el punto final a la preparación para la Copa Mundial, donde aspira a recuperar el título perdido en el 2007 contra Estados Unidos en la final. (Tomado de: www.terrenodepelota.com)

---------------------------
GRANDES LIGAS

Nacionales de Washington contratan a Liván Hernández


CHICAGO – AP. El veterano derecho Liván Hernández fue contratado por los
Nacionales de Washington y abrirá el miércoles contra los Cachorros de Chicago.

El lanzador cubano, de 34 años, fue dejado libre el jueves por los Mets de Nueva York y contratado el martes por Washington. Tuvo foja de 7-8 con un promedio de 5.47 en efectividad con Nueva York. En sus últimas tres aperturas enfrentó problemas, pues permitió 18 carreras limpias en 14 entradas y un tercio.

Hernández lanzó por los Nacionales en el 2005 y el 2006, con un registro de 15-10 en su primera temporada con el equipo.

El relevista Collin Balester, que iba de 1-4 con un promedio de 6.82 en siete apariciones, fue enviado a la sucursal de Syracuse en la Triple A.

------------------------------

Jonroneros que nunca vieron las Grandes Ligas de Beisbol

Rafael Rofes Perez

En mi trabajo anterior, les comenté acerca de 21 peloteros cubanos, quienes salieron de la Isla por diferentes vías, con la firme intención de tratar de probarse en el béisbol de Gra
ndes Ligas en el futuro, lista a la cual se sumó hace solo unos días el prometedor lanzador zurdo holguinero Aroldis Chapman , de solo 21 años (abandonó el equipo en Rotterdam, Holanda, durante el torneo de las ciudades portuarias), quien tira una recta cercana a las 100 millas.

Pero hoy mi intención es que conozcan las potencialidades de otros nueve (ya retirados), específicamente a los máximos jonroneros del actual béisbol de Cuba , en las 48 temporadas desarrolladas (de 1962 a la fecha), quienes seguro estoy hubieran incrito también sus nombres con letras doradas en la Major League Baseball.

Por tal motivo los invito a adentrarnos en su historial y analizar juntos datos de sumo interés en sus respectivas carreras, que quizás les hagan comprender mucho mejor y estar de acuerdo conmigo en mi aseveración anterior.

Un hijo de Palma Soriano, actual provincial de Santiago de Cuba, Orestes Kindelán Olivares (jardinero, receptor y primera base) es el más grande toletero cubano de este tiempo, con un total de 487 cuadrangulares, además de liderar igualmente los departamentos de carreras impulsadas, con mil 511; total de bases recorridas, 3 mil 893, y sacrificios de fly, 91; segundo en carreras anotadas, mil 379; slugging, 600; tercero en pelotazos recibidos, 185; y cuarto en bases por bolas, con mil 232. Estos numeritos hablan por sí solos de su calidad.

Además, Kindelán tuvo en su poder hasta hace solo dos meses el récord de más cuadrangulares en un torneo en Cuba, con 30 (el actual es de 32 de Alfredo Despaigne), y en la arena internacional disparó 101 en las más de 20 lizas internacionales en las cuales tomó parte: seis Campeonatos Mundiales amateurs, tres Juegos Olímpicos, seis Copas Intercontinentales, cuatro Juegos Panamericanos e igual cantidad de Centroamericanos, y en la mayoría de los casos fue eje fundamental en los triunfos de su equipo.

Tras Kindelán aparece un jugador con un poder descomunal, me refiero al jardinero matancero Lázaro Junco Nenínger, quien bien pudo haber integrado en más oportunidades las filas de la selección nacional por sus sobresalientes resultados allá por los años 80 y 90, y que como muchos otros, fue injustamente olvidado.

Junco despachó 405 cuadrangulares y se erigió como el primero en arribar a la respetable cifra de 400 batazos de este tipo en la pelota cubana y se ubica también entre los punteros de por vida en slugging (551), e impulsadas, con mil 180.

Por si fuera poco, fue líder en dobles en la campaña de 1982 (16); triples, 1981 (6); carreras impulsadas, 1985 (72); y ¡nueve veces! en jonrones, récord difícil de supercar en la Isla: 1982 (17), 1983 (15), 1985 (24), 1988 (25), 1989 (20), 1990 (16), 1991 (17), 1993 (27) y 1994 (21).


Omar Linares Izquierdo (nació en San Juan y Martínez, Pinar del Río, el 23 de octubre de 1967), “El Niño”, como se le conoció en el mundo beisbolero, es considerado uno de los mejores peloteros cubanos de todos los tiempos. Para un buen número de especialistas ha sido el mejor jugador de esta etapa, y se ubica tercero en este importantísimo departamento con 404 jonrones.

Debutó en el año 1982 con solo 15 años de edad, desempeñándose en varias posiciones del cuadro, por lo que demostró desde sus inicios sus excelentes cualidades como jugador.

Sus estadísticas a lo largo de su carrera reflejan fehacientemente su estelaridad. Es líder de por vida en carreras anotadas, con mil 547; slugging, 644, y es segundo en average ofensivo (368, detrás de Osmani Urrutia, 370), e igualmente se ubica entre los punteros en la gran mayoría de los departamentos ofensivos, entiéndase dobles, décimo (327); remolques, quinto (mil 221); bases y bases intencionales, segundo (mil 327) y (235); hits, tercero (dos mil 195); total de bases recorridas, segundo (tres mil 842);

Encabezó los departamentos de bateo en las campañas de 1985 (409 de promedio), 1986 (426), 1990 (442) y 1992 (386). Fue líder en carreras anotadas en las Series de 1985 (65), 1987 (40), 1989 (53), 1993 (63) y 1995 (63). Triples, 1985 (9). Bases por bolas, 1992 (51), 1993 (66), 1994 (54), 1995 (64), 1996 (70) y 2000 (69).

Es además, el único bateador que ha logrado la triple corona de bateo, pues en 1992 terminó con 398 de promedio ofensivo, conectando 23 cuadrangulares, e impulsando un total de 58 carreras hacia el homeplate. Bateó sobre 400 en 7 oportunidades, como para respetar.

Linares estuvo presente en seis Campeonatos Mundiales amateurs, tres Juegos Olímpicos, cuatro Juegos Panamericanos, e igual cantidad de Centroamericanos, y seis Copas Intercontinentales. No por casualidad fue el tercer bate titular del equipo Cuba por más de un decenio, y en múltiples ocasiones recibió premios por ser el mejor atleta de deporte colectivo en la Isla, y mereció igualmente distinciones como mejor deportista latinoamericano o entre los diez mejores, al tiempo que la Federación Internacional también lo congratuló varias veces por sus fenomenales resultados.

Antonio Muñoz el estelar zurdo primera base de los conjuntos de la antigua provincia de Las Villas -para muchos y me incluyo entre ellos-, el mejor en esa posición en Series Nacionales, ocupa la cuarta casilla con 370 batazos de vuelta completa.

Tuvo la dicha de haber jugado en cuatro décadas (60, 70, 80 y 1990). En la Serie de 1974, vistiendo las franelas de Azucareros lideró las carreras anotadas, con 54; dobles en 1971 (19), y jonrones, 1974 y 1976, con 19 y 13, respectivamente.

Muñoz fue el primero en pegar 200 y 300 jonrones en Series Nacionales. Fuera de Cuba tuvo gran destaque, pues estuvo presente en cinco de los llamados Campeonatos del Mundo, cinco Copas Intercontinentales, además de tres Juegos Panamericanos, y otros tantos Centroamericanos y del Caribe.

Una de sus mayores satisfacciones se remonta a la final del Mundial de Japón 1980, cuando decidió ese choque tras disparar cuadrangular ante el plantel de Corea del Sur.

En Mundiales tiene el récord de más jonrones para una Serie, con 8 en la cita de Italia 1978, además de convertirse en el primer cubano en disparar tres cuadrangulares en un juego mundialista. En estos certámenes, fue líder de este departamento, carreras impulsadas y anotadas, y en el torneo de 1978 fue escogido como el jugador más valioso. En Japón 1980, estuvo al frente de las carreras empujadas.

El habanero Romelio Martínez Hernández (jardinero), quien aparece empatado con el “Gigante del Escambray” Antonio Muñoz en las casillas 4-5, con un total de 370 vuelacercas, fue un jardinero con un gran poder al bate, y en solo 15 Series compiló esta friolera de batazos.

Romelio terminó su carrera con un promedio ofensivo de 271, producto de mil 289 hits en cuatro mil 752 comparecencias al homeplate, incluidos 174 dobles, seis triples y pisó la goma en 972 oportunidades. En la XXXI Serie (1992) quedó líder en jonrones con 19.

Tras Romelio se ubica el bien llamado “Señor Pelotero” Luis Giraldo Casanova Castillo, con 312 batazos de este tipo. Representó siempre a los equipos de su terruño natal, Pinar del Río, como jardinero derecho en las décadas de los 70, 80 y principios de los 90, aunque en sus últimos años como jugador defendió el primer cojín.

Este recio toletero toma asiento en lugares de relevancia en la mayoría de los departamentos ofensivos en Cuba y acaparó unos cuantos lideratos, al terminar de puntero en carreras anotadas en 1980 (64), dobles en 1984 (19), empatado con el cienfueguero Sixto Hernández, cuadrangulares en 1984 (20), impulsadas ese propio año (67), y boletos recibidos en los años 1980 (57) y 1983 (34), igualado con Alejo O´Reilly.

En su participación internacional aglutina un total de seis Campeonatos Mundiales amateurs, tres Juegos Panamericanos, dos Centroamericanos y seis Copas Intercontinentales.

En Mundiales fue líder jonronero en los certámenes de 1980, 1984, 1986 y 1988, y constituyó sin dudas baluarte fundamental de esa época en los éxitos de la Isla en el contexto internacional.

Otro hijo de Santiago de Cuba, Gabriel Pierre Lazo, es el séptimo mayor jonronero de la pelota criolla con 306 cuadrangulares. Jugador fornido y recio defensor de la tecera base, representó siempre a las novenas de su provincia y tuvo solo el inconveniente de que por ese tiempo coincidió con el estelar Omar Linares en la esquina caliente.


Pierre promedió de por vida 295 de average, pegó mil 577 hits en cinco mil veces al rectángulo de bateo, entre éstos 302 dobles y 17 triples y anotó mil 031 carreras, además de constituir figura clave en los halagüeños resultados de por vida del béisbol santiaguero.

Extrafronteras integró la selección nacional a las Copas Intercontinentales de 1991 y 1997, los Centroamericanos y del Caribe de 1998, el Campeonato Mundial de ese mismo año, los Panamericanos de Winnipeg 99, y los Juegos Olímpicos de Sydney 2000.

Uno de los peloteros de mayor estatura que han jugado en Cuba, me refiero al gigante matancero Julio Germán Fernández Tortoló, es el octavo entre los máximos jonroneros cubanos, con un total de 302.


Este inicialista destacó precisamente por su enorme poder ofensivo y engrosó las filas de los conjuntos Henequeneros y Matanzas en las décadas de los años 80 y 90. También hizo maravillas guante en mano con seguros y espectaculares engarces.

Este departamento lo lideró en la XXXVI temporada, al despachar para la calle 15 pelotas, campaña donde fue igualmente el número uno en carreras remolcadas (60), y que también dominó en 1986, con 52.

Otro fenomenal pelotero que hizo engrandecer los graderíos por sus descomunales batazos lo fue sin dudas el cienfueguero Pedro José Rodríguez Jiménez, bien temido por lanzadores contrarios, quien brilló en los años 70 y 80 con las novenas de Azucareros, Cienfuegos y Las Villas.

“Cheíto”, como todos lo llaman, pegó 286 cuadrangulares (al igual que el habanero Oscar Macías), defendió siempre con estoicismo la tercera almohadilla y es uno de los peloteros cubanos que exhiben una mejor frecuencia de jonrones y carreras empujadas de por vida.

Tomó parte en 15 temporadas y promedió 287. Sus grandes dotes como hombre de fuerza las demostró en las Series de 1977, 1978, 1979 y 1980 cuando encabezó a los jonroneros, con 9, 13, 19 y 18 bambinazos, respectivamente.

Fue puntero en carreras impulsadas en las temporadas de 1977 (45), 1979 (53), y 1980 (55). Internacionalmente participó en cuatro Campeonatos Mundiales, tres Juegos Panamericanos, igual cifra de Centroamericanos y dos Copas Intercontinentales, eventos en los cuales sobresalió al bate como de costumbre.

Estos atributos hablan por sí solos de la calidad de estos nueve hombres, lamentablemente imposibilitados de escribir sus hazañas en la pelota de Grandes Ligas, en la que convencido estoy se pudieron haber convertido en estrellas como otros compatriotas suyos que han deslumbrado y deslumbran hoy en el mas fuerte beisbol del planeta. ¿No lo cree usted?

----------------------

DESANDANDO LA HISTORIA...

Los 159 peloteros cubanos en Grandes Ligas


En este trabajo se hace un repaso a los 131 años de presencia de la pelota cubana en las Grandes Ligas.

La historia comienza el nueve de mayo de 1871, cuando debutó el pequeño (5.6 pulgadas y 154 libras) habanero Esteban Enrique Bellan (conocido como Steve Bellan). Jugó durante cuatro temporadas como utility de cuadro y jardinero, bateó para 252 en 60 juegos y 272 comparecencias, y sólo se ponchó dos veces.

En los 88 años transcurridos entre 1871 y 1959, 79 cubanos jugaron en la Gran Carpa. De 1960 hasta hoy lo han hecho 80 jugadores. Si sumamos todas las temporadas que han jugado los compatriotas y las dividimos por los 159 peloteros, nos arroja un promedio de 5,4 temporadas por jugador.

Seis son los jugadores que tienen 19 o más temporadas. El avileño y Salón de la Fama, Tony Pérez, compareció al terreno de pelota durante 23 largos años, entre 1964 y 1986.

Dolf Luque (1914-1935) y Rafael Palmeiro (1986-2005) lo siguen con 20 temporadas. Empatados con 19 están Tony Taylor (1958-1976), el gran Luis Tiant (1964-1982) y Bert Campaneris (1964-1983).

Los bates Made in Cuba la sacaron del parque 3.282 veces y promedian 261, producto de 40.250 hits en 171.587 comparecencias. Los cubanos participaron en 52.154 juegos, recibieron 12.661 boletos y se poncharon 22.039 veces.

Rafael Palmeiro es sin discusión alguna el mejor a la ofensiva con sus 569 jonrones, 3.020 hits. Le siguen José Canseco con 462 palos, Tony Pérez con 379, Minnie Miñoso con 186 y José Cardenal (1963-1980) con 138.

Los 73 lanzadores que se han subido a una lomita gringa registran 1.873 victorias, 1.837 derrotas, un excelente promedio de carreras limpias de 3.87. Los 602 salvados son liderados por el pinareño Danys Báez con 114 rescates en alta mar, seguido por Diego Seguí con 71. Poncharon a 19.643 contrarios y regalaron 11.548 boletos en 32.869 entradas.

El número uno de la armada cubana es Luis Tiant con 229-172, 3.30

de ERA y 2.415 ponches, escoltado por Dolf Luque con 194-179, 3.24 y 1.130 K, Mike Cuellar con 185-130, 3.14 y 1.632 croquetas; Camilo Pascual, 174-170, 3.63 y 2.167 ponches y Liván Hernández en el lugar quinto con 152 y 141, ERA de 4.36 y 1.661 estrucados.

La Habana dio la mayor cantidad de peloteros con 76, y como anécdota menciono que San Antonio de los Baños (ese querido pueblo del río Ariguanabo) tuvo al GL Óscar Zamora en 1976, Ceiba del Agua a Minnie Mendoza en 1970, Cidra a Rogelio Martínez en 1950, los centrales Tinguaro y Cunagua a Jackie Hernández (1965-1973) y Tony González (1960-1971) y Potrerillos, en la oriental Holguín, a Sandy Consuegra, entre 1950 y 1957.

------------

AQUI LOS 159 (Para conocer mas sobre cada uno de ellos haga click encima del nombre)

1 Jose Acosta 2 Merito Acosta 3 Rafael Almeida 4 Luis Aloma 5 Ossie Alvarez 6 Rogelio AlvarezVicente Amor 8 Sandy Amoros 9 Angel Aragon 10 Jack Aragon 11 Jose Arcia 12 Rudy AriasRene Arocha 14 Rolando Arrojo 15 Joe Azcue 16 Danys Baez 17 Ed Bauta 18 Julio Becquer 19 Steve Bellan 20 Yuniesky Betancourt 21 Francisley Bueno 22 Jack Calvo 23 Bert Campaneris 24 Frank Campos 25 Barbaro Canizares 26 Jose Canseco 27 Ozzie Canseco 28 Jose Cardenal 29 Leo Cardenas 30 Paul Casanova 31 Alberto Castillo 32 Jorge Comellas 33 Sandy Consuegra 34 Jose Contreras 35 Mike Cuellar 36 Bert Cueto 37 Manuel Cueto 38 Juan Delis 39 Orestes Destrade 40 Juan Diaz 41 Pedro Dibut 42 Lino Donoso 43 Yunel Escobar 44 Bobby Estalella 45 Oscar Estrada 46 Chico Fernandez 47 Chico Fernandez 48 Osvaldo Fernandez 49 Angel Fleitas 50 Mike Fornieles 51 Tony Fossas 52 Tito Fuentes 53 Barbaro Garbey 3 54 Ramon Garcia 55 Preston Gomez 56 Vince Gonzales 57 Eusebio Gonzalez 58 Julio Gonzalez 59 Mike Gonzalez 60 Orlando Gonzalez 61 Tony Gonzalez 62 Mike Guerra 63 Adrian Hernandez 64 Chico HernandezEvelio Hernandez 66 Jackie Hernandez 67 Livan Hernandez 68 Michel Hernandez 69 Orlando Hernandez 70 Mike Herrera 71 Pancho Herrera 72 Yoslan Herrera 73 Hank Izquierdo 74 Hansel Izquierdo 75 George Lauzerique 76 Izzy Leon 77 Marcelino Lopez 78 Ramon Lopez 79 Dolf Luque 80 Hector Maestri 81 Connie Marrero 82 Eli Marrero 83 Armando Marsans 84 Hector Martinez 85 Jose Martinez 86 Marty Martinez 87 Rogelio Martinez 88 Tony Martinez 89 Orlando McFarlane 90 Roman Mejias 91 Minnie Mendoza 92 Tony Menendez 93 Minnie Minoso 94 Juan Miranda 95 Willy Miranda 96 Aurelio Monteagudo 97 Rene Monteagudo 98 Manny Montejo 99 Kendry Morales 100 Danny Morejon 101 Julio Moreno 102 Cholly NaranjoRay Noble 104 Vladimir Nunez 105 Tony Oliva 106 Tony Ordenana 107 Rey Ordonez 108 Eddie Oropesa 109 Bill Ortega 110 Baby Ortiz 111 Roberto Ortiz 112 Reggie Otero 113 Rafael Palmeiro 114 Emilio Palmero 115 Camilo Pascual 116 Carlos Pascual 117 Carlos Paula 118 Chick Pedroes 119 Brayan Pena 120 Orlando Pena 121 Tony Perez 122 Leo Posada 123 Ariel PrietoAlexei Ramirez 125 Bobby Ramos 126 Pedro Ramos 127 Nap Reyes 128 Armando RocheFreddy Rodriguez 130 Hector Rodriguez 131 Jose Rodriguez 132 Cookie Rojas 133 Minnie Rojas 134 Chico Ruiz 135 Alex Sanchez 136 Israel Sanchez 137 Raul Sanchez 138 Nelson Santovenia 139 Diego Segui 140 Alay Soler 141 Luis Suarez 142 Leo Sutherland 143 Jose Tartabull 144 Tony Taylor 145 Michael Tejera 146 Luis Tiant 147 Jorge Toca 148 Gil Torres 149 Ricardo Torres 150 Oscar Tuero 151 Sandy Ullrich 152 Roy Valdes 153 Sandy Valdespino 154 Rene Valdez 155 Jose Valdivielso 156 Zoilo Versalles 157 Adrian Zabala 158 Oscar Zamora 159 Jose Zardon. 7 13 65 103 124 129

---------------

Los que estan jugando en estos momentos en la MLB
(roster active 2009)


1- Kendry Morales (Angelinos)


2- Livan Hernandez (Met s de Nueva York)


3- Jose Ariel Contreras (White Sox Chicago)


4- Danys Baez (Orioles de Baltimore)


5- Yunel Escobar (Bravos de Atlanta)


6- Brayan Pena (Reales de Kansas City)


7- Yuniesky Betancourt (Marineros de Seattle)


8- Alexei Ramirez (White Sox Chicago)


9- Michel Hernandez (Rayos de Tampa Bay)


10- Barbaro Canizares (Bravos de Atlanta)


11- Alberto Castillo (Orioles de Baltimore)

------------

MAS SOBRE CUBANOS...

Maikel Galindo, único futbolista criollo en la MLS

A los nueve años de edad anotó los primeros goles en la escuela primaria de su natal Santo Domingo, Villa Clara, Cuba. Debutó en la Selección Nacional, directamente, desde el equipo menores de 20 años... y al año siguiente viajó hasta Pasadena, California, para disputar la Copa de Oro 2002. El ahora delantero de Chivas USA que jugó con la nación caribeña las últimas tres Copas de Oro de la CONCACAF (2002, 2003 y 2005), le ha marcado goles al Fluminense de Brasil y, en la derrota 1-3 frente a Costa Rica, acuñó la diana de la honrilla que a la postre sería el último tanto con la selección de Cuba, antes de su deserción en la Copa de Oro 2005.

¿Cómo llegaste a Chivas USA?

La oportunidad surge tras mi deserción de la selección nacional cuando intervenía en mi tercera Copa de Oro de la CONCACAF en el 2005. Cuba jugaba en la sede de Seattle... y allí me acogieron con mucho cariño por lo que aplace indefinidamente el deseado viaje hasta Miami. Ese mismo año me enrolé con Seattle Sounders de la liga independiente USL y cumplí uno de mis sueños de actuar como profesional; salimos campeones en el 2005 y repetimos el pasado año, justo cuando comenzó el acercamiento con Chivas USA en un juego amistoso... hasta que firme el contrato para unirme a mi nuevo equipo.

En ese amistoso contra Chivas USA, irónicamente, saliste de la cancha con una grave lesión…

En aquel encuentro tuve un fuerte encontronazo con el corpulento Brad Guzan (215 libras de peso), arquero de Chivas USA, donde llevé la peor parte con rotura del tabique nasal. La lesión me mantuvo alejado de los terrenos durante dos meses en la temporada 2006. Las vueltas que da la vida... Hoy somos compañeros en Chivas USA y contrario a la creencia de algunos mantenemos una buena amistad; desde el primer día que llegué a Chivas USA, él se me acercó para ofrecerme disculpas por aquel desafortunado incidente en el terreno.

Cuando decides abandonar la selección nacional de Cuba, se disputaba la Copa de Oro 2005 de la CONCACAF en una ciudad como Seattle, donde no vive una comunidad latina tan arraigada, como en Los Angeles, Chicago o Miami, ¿Qué ocurrió?

Lo tenía muy bien pensado, como te dije… Era mi tercera Copa de Oro en Estados Unidos y pude disponer de suficiente tiempo para madurar como jugador y también como ser humano. Quería algo más en mi carrera… y después de finalizado el segundo juego del evento ante Costa Rica, donde marqué el único tanto del once cubano, esperé las sombras de la noche y entonces escape del hotel bajo un terrible frío… y mucho miedo. Me resultó un poco difícil porque en las calles de Seattle nadie habla español. Decidí subirme a un ómnibus de transporte urbano hasta que un carro de policía vino en mi auxilio. El tratamiento de las autoridades fue muy especial.

Después logré comunicarme con Alex Zahajko, quien fungía como intérprete del equipo nacional cubano. Gracias a la inestimable ayuda de Alex, en Seattle me sentí como en mi propia casa… En la ciudad me trataron muy bien y además recibí varias muestras de cariño y solidaridad. Profesionalmente, jugar para los Sounders fue una bendición; ese mismo año hicimos los playoffs y anoté un gol muy importante para luego conquistar el título... Los fanáticos respondieron maravillosamente. Nunca voy a olvidar ese momento tan especial.

¿Dónde naciste y desde que edad surgió esa afición por el fútbol?

Nací en el pueblo de Santo Domingo, cerca de Santa Clara, provincil de Villa Clara. En cuarto grado visitaron la escuela un grupo de entrenadores… y sin pensarlo dos veces me anoté en el fútbol. Comencé a jugar en los terrenos de la escuela y al año siguiente fui seleccionado para ingresar a la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar (EIDE) de Villa Clara… Después vino el despegue con el viaje a La Habana para unirme a la selección Sub 17, de ahí salté a la Sub 20, donde fui invitado para entrenar con la preselección absoluta y formé el equipo Cuba que viajó a Pasadena, California para disputar la Copa de Oro 2002.

El director técnico peruano Miguel Company, quien dirigió a la selección nacional de Cuba a principios de esta década, en algún momento te mencionó, junto a Odelín Molina y Pedro Faifé, como un jugador dominante en la cancha… ¿Qué enseñanza dejó el entrenador Company al goleador Maikel Galindo?

Para ser sincero, te diré que aprendí muchísimo de Company… En los procesos anteriores existía una selección que acudía a todos los eventos y donde prácticamente los jóvenes no contaban. Company cambió aquella injusta estructura del fútbol cubano y luego muchos prospectos recibieron la oportunidad de jugar en el equipo grande. Creo que esa resultó una de las claves para avanzar hasta la penúltima ronda en las eliminatorias regionales rumbo al Mundial Alemania 2006 para discutir un boleto a la hexagonal final de la CONCACAF, frente a Costa Rica.

En La Habana empatamos a dos goles y en San José igualamos a un tanto… pero la diferencia de goles anotados como visitantes favoreció a los ticos.

A tu paso por el once cubano, tuviste la oportunidad de hacer muy buenos goles, al margen de los limitados roces internacionales… ¿Recuerdas aquel tanto de cabeza contra el Fluminense de Brasil en mayo del 2004?

Lo recuerdo como algo lindo. Figúrate, ese gol representa una de las grandes conquistas en toda mi carrera… En esa gira por Brasil topamos con varios clubes donde actuaban miembros de la selección nacional… Una experiencia única.

¿Estar al lado del internacional hondureño Amada Guevara, un jugador con un dilatado historial en el fútbol mundial y la MLS en particular, ha marcado alguna diferencia en tu juego?

No sólo Guevara, aquí también están (Claudio) Suárez y Ante Razov, jugadores de selección y probados al máximo nivel. En cuanto a Amado, él siempre me está hablando sobre lo que puedo aportar al equipo como delantero y eso me da mucha confianza, estamos hablando de uno de los mejores futbolistas de su tiempo en el medio campo… los pases y visión de juego le dan profundidad al fútbol ofensivo que nosotros practicamos en Chivas USA.

Dicen que lo más fácil no es llegar, sino mantenerse.

Un momento bueno lo tiene cualquiera y eso te puede abrir una puerta. Lo difícil es realizar el trabajo diario. Como profesional tengo la obligación de esforzarme en los entrenamientos y rendir al máximo en el equipo… Quiero ser titular en Chivas USA por mucho tiempo pero también quiero sentirme contento conmigo mismo.

­­­­­Y ¿qué dice tu familia en Cuba?

Siempre mantengo comunicación con mis padres, abuelos y tías. Soy hijo único. Ellos me consintieron bastante y me resultó muy duro abandonarlos. Le pedí perdón a mi abuela materna por haberla dejado atrás pero al final creo que valió la pena. Desde aquí le les puedo ayudar a que lleven una vida más pasadera, dentro de tantos problemas que existen en mi país. Si ahora mi familia se siente mejor, voy a estar mucho más feliz.

Ahora con Chivas USA, le dices adiós al frío de Seattle por la cálida ciudad de Los Angeles.

Todo vuelve a ser nuevo para mí. Otro equipo, nuevos compañeros y un sitio con mucha tradición cultural y deportiva como Los Angeles. Aquí, seguramente, el clima me va a ayudar un poco más a consolidar mi juego… al igual que el apoyo de la enorme comunidad mexicana que radical en todo el área de Los Angeles.

Por último, ¿cómo se vive la comunicación en los vestidores y en el terreno?

Esto es una gran ventaja. La mayoría de los jugadores de Chivas USA son mexicanos, latinoamericanos… y todos hablamos el mismo idioma. Sé que hay algunos futbolistas estadounidenses pero ya están aprendiendo el español… así que la tradición va a continuar. (Entrevista publicada en El Diario de las Americas)

---------------

BOXEO

El trágico adiós de un campeón

De no haber perdido la vida al amanecer del dos de julio de 1994 al impactarse el auto que conducía contra una locomotora cuando se dirigía a su centro de entrenamiento, en el Wajay, Roberto Balado Méndez hubiera arribado a los 41 años de edad el día 15.

Nacido en Jovellanos, provincia de Matanzas, el 15 de febrero de 1969, el campeón olímpico de todos los pesos en Barcelona 1992 se inició desde muy temprana edad en el gimnasio habanero de La Lisa, que hoy lleva su nombre, conquistado por el profesor Rolando Rey, formador de varias generaciones de púgiles.

Su rápido ascenso en el deporte pronto lo llevó a la academia provincial de Ciudad de La Habana, donde trabajó con él Raúl Fernández, de cuya mano y bajo cuya experta pupila Balado se burló de todos los pronósticos para escalar planos cimeros del boxeo mundial.

No era el suyo, ciertamente, el biotipo propio de un peso supercompleto. Su estatura no era la ideal para la división, no poseía en sus manos eso que alguien llamó "divino don de la pegada", y por demás conspiraba contra él su tendencia a engordar, no obstante lo cual Raúl Fernández, quien siempre confió en el muchacho, insistió hasta llevarlo al equipo nacional.

Para compensar tales deficiencias, Balado poseía en señalado contraste con su físico (1,78 metros de estatura y 95 kilos de peso) gran velocidad de piernas y manos, vista de águila para quitarse los golpes, valor a toda prueba y, más que todo ello, inteligencia, mucha inteligencia. Gustaba de pelear en la corta y media distancia; entraba, pegaba y se iba sin que le dieran.

Sustituir al mejor peso grande aficionado de todos los tiempos entrañaba una responsabilidad que Balado supo encarar, y aunque siempre se extrañará la ausencia del gran Stevenson, el triunfo de su joven sustituto en el Mundial Moscú 1989 demostró que no habíamos quedados huérfanos en la división que Teo abandonó cinco años atrás, al ganar en Reno su tercer título del orbe.

SU MEDALLA OLÍMPICA

Fue en los XXV Juegos olímpicos con sede en Barcelona, España, que Balado rozó el cielo con los dedos al ganar la consagratoria medalla de oro tras dejar en el camino hacia el trono al canadiense Tom Glesby (16-2), al estadounidense Larry Donald (10-4), al danés Brian Nielsen (15-1) y al nigeriano Richard Indineghu (13-2).

Obsérvese que lejos de los nocauts frecuentes en esta división, Balado impuso su buen boxeo de tal manera que en cuatro peleas sólo encajó ¡nueve golpes válidos! en tanto pegó ¡54!


La victoria que más satisfizo al cubano en el ring de la Ciudad Condal no fue, como pudiera pensarse, la que le propició el título, sino, me lo confesó, la que le permitió saldar una vieja cuenta con el yanqui Larry Donald, frente al cual había sido despojado de un inobjetable triunfo en los Juegos de Buena Voluntad efectuados en Seattle, Estados Unidos.

OTROS TRIUNFOS

Muchas y muy sonadas victorias sumó Roberto Balado en su meteórica carrera entre las cuerdas. Además del título olímpico citado, ganó tres coronas del mundo: en Moscú 1989, Sydney 1991 y Tampere 1993; fue campeón mundial juvenil en La Habana 1987 y en los Juegos Panamericanos La Habana 1991; cinco veces consecutivas (1990-1994 en el campeonato nacional Playa Girón, y cinco veces en el Torneo Internacional Giraldo Córdova Cardín.

Entre otros certámenes ganados se cuentan el Boxam 1992, España; Copa del Rey 1991, Tailandia; Cinturón de Oro de Rumania, 1986 y 1987; Espartaquíadas Mundiales Militares, Bulgaria 1989; Juegos Deportivos Centroamericanos de Ponce, Puerto Rico, 1993; Copa del Mundo Bombay 1990 y Bangkok 1994,

En su memoria se celebra cada año en La Lisa el torneo boxístico Roberto Balado Méndez, en la instalación que lleva su nombre y en cuyo gimnasio, niño aún, calzó por primera vez los guantes quien llegaría a archivar 122 victorias antes de perder la vida en un cruce de ferrocarriles. (Elio Menendez www.cubahora.cu)

------------

2009/08/25

¡Equipo CUBA a Copa Mundial de Beisbol!


LA HABANA — AP. El experimentado derecho Pedro
Luis Lazo y los estelares Frederich Cepeda y Yulieski Gourriel encabezan el equipo de Cuba para la Copa Mundial de Béisbol que arrancará el 8 de septiembre en varias ciudades de Europa.

Además de Lazo, el serpentinero más ganador del béisbol cubano, ocuparán el montículo de la isla los avezados Norge Luis Vera, Yulieski González, Yadiel Pedroso, Maikel Folch y Jonder Martínez, así como los novatos Miguel Alfredo González, Freddy Asiel Alvarez.

Gourriel, Michel Enríquez, Héctor Olivera, jugadores de cuadro que estuvieron en el segundo Clásico Mundial, consiguieron lugar junto a Ariel Borrero, José Dariel Abreu, Luis Miguel Navas, Yorbis Borroto.

Los jardineros son los mismos que estuvieron en el segundo Clásico, encabezados por Cepeda, el líder a la ofensiva, Alfredo Despaigne, Yoennis Céspedes, Leonys Martín y Giorvis Duvergel.

“Tenemos un equipo balanceado, con jugadores de experiencia y jóvenes que aspiran a hacer historia. La ofensiva será la carta principal de triunfo para el equipo” aseguró Gourriel a la AP.

Cuba estrenará manager, Esteban Lombillo, el hombre que dirigió el elenco de La Habana, campeón de la pasada serie nacional.

Los cubanos debutarán en el torneo mundial el día 10 contra Puerto Rico en la ciudad de Barcelona. El grupo de Cuba lo integran además España y Sudáfrica.

El equipo de la isla viajará primero a Italia para un torneo amistoso con vistas a poner el punto final a la preparación para la Copa Mundial, donde aspira a recuperar el título perdido en el 2007 contra Estados Unidos en la final. (Tomado de: www.terrenodepelota.com)

---------------------------
GRANDES LIGAS

Nacionales de Washington contratan a Liván Hernández


CHICAGO – AP. El veterano derecho Liván Hernández fue contratado por los
Nacionales de Washington y abrirá el miércoles contra los Cachorros de Chicago.

El lanzador cubano, de 34 años, fue dejado libre el jueves por los Mets de Nueva York y contratado el martes por Washington. Tuvo foja de 7-8 con un promedio de 5.47 en efectividad con Nueva York. En sus últimas tres aperturas enfrentó problemas, pues permitió 18 carreras limpias en 14 entradas y un tercio.

Hernández lanzó por los Nacionales en el 2005 y el 2006, con un registro de 15-10 en su primera temporada con el equipo.

El relevista Collin Balester, que iba de 1-4 con un promedio de 6.82 en siete apariciones, fue enviado a la sucursal de Syracuse en la Triple A.

------------------------------

Jonroneros que nunca vieron las Grandes Ligas de Beisbol

Rafael Rofes Perez

En mi trabajo anterior, les comenté acerca de 21 peloteros cubanos, quienes salieron de la Isla por diferentes vías, con la firme intención de tratar de probarse en el béisbol de Gra
ndes Ligas en el futuro, lista a la cual se sumó hace solo unos días el prometedor lanzador zurdo holguinero Aroldis Chapman , de solo 21 años (abandonó el equipo en Rotterdam, Holanda, durante el torneo de las ciudades portuarias), quien tira una recta cercana a las 100 millas.

Pero hoy mi intención es que conozcan las potencialidades de otros nueve (ya retirados), específicamente a los máximos jonroneros del actual béisbol de Cuba , en las 48 temporadas desarrolladas (de 1962 a la fecha), quienes seguro estoy hubieran incrito también sus nombres con letras doradas en la Major League Baseball.

Por tal motivo los invito a adentrarnos en su historial y analizar juntos datos de sumo interés en sus respectivas carreras, que quizás les hagan comprender mucho mejor y estar de acuerdo conmigo en mi aseveración anterior.

Un hijo de Palma Soriano, actual provincial de Santiago de Cuba, Orestes Kindelán Olivares (jardinero, receptor y primera base) es el más grande toletero cubano de este tiempo, con un total de 487 cuadrangulares, además de liderar igualmente los departamentos de carreras impulsadas, con mil 511; total de bases recorridas, 3 mil 893, y sacrificios de fly, 91; segundo en carreras anotadas, mil 379; slugging, 600; tercero en pelotazos recibidos, 185; y cuarto en bases por bolas, con mil 232. Estos numeritos hablan por sí solos de su calidad.

Además, Kindelán tuvo en su poder hasta hace solo dos meses el récord de más cuadrangulares en un torneo en Cuba, con 30 (el actual es de 32 de Alfredo Despaigne), y en la arena internacional disparó 101 en las más de 20 lizas internacionales en las cuales tomó parte: seis Campeonatos Mundiales amateurs, tres Juegos Olímpicos, seis Copas Intercontinentales, cuatro Juegos Panamericanos e igual cantidad de Centroamericanos, y en la mayoría de los casos fue eje fundamental en los triunfos de su equipo.

Tras Kindelán aparece un jugador con un poder descomunal, me refiero al jardinero matancero Lázaro Junco Nenínger, quien bien pudo haber integrado en más oportunidades las filas de la selección nacional por sus sobresalientes resultados allá por los años 80 y 90, y que como muchos otros, fue injustamente olvidado.

Junco despachó 405 cuadrangulares y se erigió como el primero en arribar a la respetable cifra de 400 batazos de este tipo en la pelota cubana y se ubica también entre los punteros de por vida en slugging (551), e impulsadas, con mil 180.

Por si fuera poco, fue líder en dobles en la campaña de 1982 (16); triples, 1981 (6); carreras impulsadas, 1985 (72); y ¡nueve veces! en jonrones, récord difícil de supercar en la Isla: 1982 (17), 1983 (15), 1985 (24), 1988 (25), 1989 (20), 1990 (16), 1991 (17), 1993 (27) y 1994 (21).


Omar Linares Izquierdo (nació en San Juan y Martínez, Pinar del Río, el 23 de octubre de 1967), “El Niño”, como se le conoció en el mundo beisbolero, es considerado uno de los mejores peloteros cubanos de todos los tiempos. Para un buen número de especialistas ha sido el mejor jugador de esta etapa, y se ubica tercero en este importantísimo departamento con 404 jonrones.

Debutó en el año 1982 con solo 15 años de edad, desempeñándose en varias posiciones del cuadro, por lo que demostró desde sus inicios sus excelentes cualidades como jugador.

Sus estadísticas a lo largo de su carrera reflejan fehacientemente su estelaridad. Es líder de por vida en carreras anotadas, con mil 547; slugging, 644, y es segundo en average ofensivo (368, detrás de Osmani Urrutia, 370), e igualmente se ubica entre los punteros en la gran mayoría de los departamentos ofensivos, entiéndase dobles, décimo (327); remolques, quinto (mil 221); bases y bases intencionales, segundo (mil 327) y (235); hits, tercero (dos mil 195); total de bases recorridas, segundo (tres mil 842);

Encabezó los departamentos de bateo en las campañas de 1985 (409 de promedio), 1986 (426), 1990 (442) y 1992 (386). Fue líder en carreras anotadas en las Series de 1985 (65), 1987 (40), 1989 (53), 1993 (63) y 1995 (63). Triples, 1985 (9). Bases por bolas, 1992 (51), 1993 (66), 1994 (54), 1995 (64), 1996 (70) y 2000 (69).

Es además, el único bateador que ha logrado la triple corona de bateo, pues en 1992 terminó con 398 de promedio ofensivo, conectando 23 cuadrangulares, e impulsando un total de 58 carreras hacia el homeplate. Bateó sobre 400 en 7 oportunidades, como para respetar.

Linares estuvo presente en seis Campeonatos Mundiales amateurs, tres Juegos Olímpicos, cuatro Juegos Panamericanos, e igual cantidad de Centroamericanos, y seis Copas Intercontinentales. No por casualidad fue el tercer bate titular del equipo Cuba por más de un decenio, y en múltiples ocasiones recibió premios por ser el mejor atleta de deporte colectivo en la Isla, y mereció igualmente distinciones como mejor deportista latinoamericano o entre los diez mejores, al tiempo que la Federación Internacional también lo congratuló varias veces por sus fenomenales resultados.

Antonio Muñoz el estelar zurdo primera base de los conjuntos de la antigua provincia de Las Villas -para muchos y me incluyo entre ellos-, el mejor en esa posición en Series Nacionales, ocupa la cuarta casilla con 370 batazos de vuelta completa.

Tuvo la dicha de haber jugado en cuatro décadas (60, 70, 80 y 1990). En la Serie de 1974, vistiendo las franelas de Azucareros lideró las carreras anotadas, con 54; dobles en 1971 (19), y jonrones, 1974 y 1976, con 19 y 13, respectivamente.

Muñoz fue el primero en pegar 200 y 300 jonrones en Series Nacionales. Fuera de Cuba tuvo gran destaque, pues estuvo presente en cinco de los llamados Campeonatos del Mundo, cinco Copas Intercontinentales, además de tres Juegos Panamericanos, y otros tantos Centroamericanos y del Caribe.

Una de sus mayores satisfacciones se remonta a la final del Mundial de Japón 1980, cuando decidió ese choque tras disparar cuadrangular ante el plantel de Corea del Sur.

En Mundiales tiene el récord de más jonrones para una Serie, con 8 en la cita de Italia 1978, además de convertirse en el primer cubano en disparar tres cuadrangulares en un juego mundialista. En estos certámenes, fue líder de este departamento, carreras impulsadas y anotadas, y en el torneo de 1978 fue escogido como el jugador más valioso. En Japón 1980, estuvo al frente de las carreras empujadas.

El habanero Romelio Martínez Hernández (jardinero), quien aparece empatado con el “Gigante del Escambray” Antonio Muñoz en las casillas 4-5, con un total de 370 vuelacercas, fue un jardinero con un gran poder al bate, y en solo 15 Series compiló esta friolera de batazos.

Romelio terminó su carrera con un promedio ofensivo de 271, producto de mil 289 hits en cuatro mil 752 comparecencias al homeplate, incluidos 174 dobles, seis triples y pisó la goma en 972 oportunidades. En la XXXI Serie (1992) quedó líder en jonrones con 19.

Tras Romelio se ubica el bien llamado “Señor Pelotero” Luis Giraldo Casanova Castillo, con 312 batazos de este tipo. Representó siempre a los equipos de su terruño natal, Pinar del Río, como jardinero derecho en las décadas de los 70, 80 y principios de los 90, aunque en sus últimos años como jugador defendió el primer cojín.

Este recio toletero toma asiento en lugares de relevancia en la mayoría de los departamentos ofensivos en Cuba y acaparó unos cuantos lideratos, al terminar de puntero en carreras anotadas en 1980 (64), dobles en 1984 (19), empatado con el cienfueguero Sixto Hernández, cuadrangulares en 1984 (20), impulsadas ese propio año (67), y boletos recibidos en los años 1980 (57) y 1983 (34), igualado con Alejo O´Reilly.

En su participación internacional aglutina un total de seis Campeonatos Mundiales amateurs, tres Juegos Panamericanos, dos Centroamericanos y seis Copas Intercontinentales.

En Mundiales fue líder jonronero en los certámenes de 1980, 1984, 1986 y 1988, y constituyó sin dudas baluarte fundamental de esa época en los éxitos de la Isla en el contexto internacional.

Otro hijo de Santiago de Cuba, Gabriel Pierre Lazo, es el séptimo mayor jonronero de la pelota criolla con 306 cuadrangulares. Jugador fornido y recio defensor de la tecera base, representó siempre a las novenas de su provincia y tuvo solo el inconveniente de que por ese tiempo coincidió con el estelar Omar Linares en la esquina caliente.


Pierre promedió de por vida 295 de average, pegó mil 577 hits en cinco mil veces al rectángulo de bateo, entre éstos 302 dobles y 17 triples y anotó mil 031 carreras, además de constituir figura clave en los halagüeños resultados de por vida del béisbol santiaguero.

Extrafronteras integró la selección nacional a las Copas Intercontinentales de 1991 y 1997, los Centroamericanos y del Caribe de 1998, el Campeonato Mundial de ese mismo año, los Panamericanos de Winnipeg 99, y los Juegos Olímpicos de Sydney 2000.

Uno de los peloteros de mayor estatura que han jugado en Cuba, me refiero al gigante matancero Julio Germán Fernández Tortoló, es el octavo entre los máximos jonroneros cubanos, con un total de 302.


Este inicialista destacó precisamente por su enorme poder ofensivo y engrosó las filas de los conjuntos Henequeneros y Matanzas en las décadas de los años 80 y 90. También hizo maravillas guante en mano con seguros y espectaculares engarces.

Este departamento lo lideró en la XXXVI temporada, al despachar para la calle 15 pelotas, campaña donde fue igualmente el número uno en carreras remolcadas (60), y que también dominó en 1986, con 52.

Otro fenomenal pelotero que hizo engrandecer los graderíos por sus descomunales batazos lo fue sin dudas el cienfueguero Pedro José Rodríguez Jiménez, bien temido por lanzadores contrarios, quien brilló en los años 70 y 80 con las novenas de Azucareros, Cienfuegos y Las Villas.

“Cheíto”, como todos lo llaman, pegó 286 cuadrangulares (al igual que el habanero Oscar Macías), defendió siempre con estoicismo la tercera almohadilla y es uno de los peloteros cubanos que exhiben una mejor frecuencia de jonrones y carreras empujadas de por vida.

Tomó parte en 15 temporadas y promedió 287. Sus grandes dotes como hombre de fuerza las demostró en las Series de 1977, 1978, 1979 y 1980 cuando encabezó a los jonroneros, con 9, 13, 19 y 18 bambinazos, respectivamente.

Fue puntero en carreras impulsadas en las temporadas de 1977 (45), 1979 (53), y 1980 (55). Internacionalmente participó en cuatro Campeonatos Mundiales, tres Juegos Panamericanos, igual cifra de Centroamericanos y dos Copas Intercontinentales, eventos en los cuales sobresalió al bate como de costumbre.

Estos atributos hablan por sí solos de la calidad de estos nueve hombres, lamentablemente imposibilitados de escribir sus hazañas en la pelota de Grandes Ligas, en la que convencido estoy se pudieron haber convertido en estrellas como otros compatriotas suyos que han deslumbrado y deslumbran hoy en el mas fuerte beisbol del planeta. ¿No lo cree usted?

----------------------

DESANDANDO LA HISTORIA...

Los 159 peloteros cubanos en Grandes Ligas


En este trabajo se hace un repaso a los 131 años de presencia de la pelota cubana en las Grandes Ligas.

La historia comienza el nueve de mayo de 1871, cuando debutó el pequeño (5.6 pulgadas y 154 libras) habanero Esteban Enrique Bellan (conocido como Steve Bellan). Jugó durante cuatro temporadas como utility de cuadro y jardinero, bateó para 252 en 60 juegos y 272 comparecencias, y sólo se ponchó dos veces.

En los 88 años transcurridos entre 1871 y 1959, 79 cubanos jugaron en la Gran Carpa. De 1960 hasta hoy lo han hecho 80 jugadores. Si sumamos todas las temporadas que han jugado los compatriotas y las dividimos por los 159 peloteros, nos arroja un promedio de 5,4 temporadas por jugador.

Seis son los jugadores que tienen 19 o más temporadas. El avileño y Salón de la Fama, Tony Pérez, compareció al terreno de pelota durante 23 largos años, entre 1964 y 1986.

Dolf Luque (1914-1935) y Rafael Palmeiro (1986-2005) lo siguen con 20 temporadas. Empatados con 19 están Tony Taylor (1958-1976), el gran Luis Tiant (1964-1982) y Bert Campaneris (1964-1983).

Los bates Made in Cuba la sacaron del parque 3.282 veces y promedian 261, producto de 40.250 hits en 171.587 comparecencias. Los cubanos participaron en 52.154 juegos, recibieron 12.661 boletos y se poncharon 22.039 veces.

Rafael Palmeiro es sin discusión alguna el mejor a la ofensiva con sus 569 jonrones, 3.020 hits. Le siguen José Canseco con 462 palos, Tony Pérez con 379, Minnie Miñoso con 186 y José Cardenal (1963-1980) con 138.

Los 73 lanzadores que se han subido a una lomita gringa registran 1.873 victorias, 1.837 derrotas, un excelente promedio de carreras limpias de 3.87. Los 602 salvados son liderados por el pinareño Danys Báez con 114 rescates en alta mar, seguido por Diego Seguí con 71. Poncharon a 19.643 contrarios y regalaron 11.548 boletos en 32.869 entradas.

El número uno de la armada cubana es Luis Tiant con 229-172, 3.30

de ERA y 2.415 ponches, escoltado por Dolf Luque con 194-179, 3.24 y 1.130 K, Mike Cuellar con 185-130, 3.14 y 1.632 croquetas; Camilo Pascual, 174-170, 3.63 y 2.167 ponches y Liván Hernández en el lugar quinto con 152 y 141, ERA de 4.36 y 1.661 estrucados.

La Habana dio la mayor cantidad de peloteros con 76, y como anécdota menciono que San Antonio de los Baños (ese querido pueblo del río Ariguanabo) tuvo al GL Óscar Zamora en 1976, Ceiba del Agua a Minnie Mendoza en 1970, Cidra a Rogelio Martínez en 1950, los centrales Tinguaro y Cunagua a Jackie Hernández (1965-1973) y Tony González (1960-1971) y Potrerillos, en la oriental Holguín, a Sandy Consuegra, entre 1950 y 1957.

------------

AQUI LOS 159 (Para conocer mas sobre cada uno de ellos haga click encima del nombre)

1 Jose Acosta 2 Merito Acosta 3 Rafael Almeida 4 Luis Aloma 5 Ossie Alvarez 6 Rogelio AlvarezVicente Amor 8 Sandy Amoros 9 Angel Aragon 10 Jack Aragon 11 Jose Arcia 12 Rudy AriasRene Arocha 14 Rolando Arrojo 15 Joe Azcue 16 Danys Baez 17 Ed Bauta 18 Julio Becquer 19 Steve Bellan 20 Yuniesky Betancourt 21 Francisley Bueno 22 Jack Calvo 23 Bert Campaneris 24 Frank Campos 25 Barbaro Canizares 26 Jose Canseco 27 Ozzie Canseco 28 Jose Cardenal 29 Leo Cardenas 30 Paul Casanova 31 Alberto Castillo 32 Jorge Comellas 33 Sandy Consuegra 34 Jose Contreras 35 Mike Cuellar 36 Bert Cueto 37 Manuel Cueto 38 Juan Delis 39 Orestes Destrade 40 Juan Diaz 41 Pedro Dibut 42 Lino Donoso 43 Yunel Escobar 44 Bobby Estalella 45 Oscar Estrada 46 Chico Fernandez 47 Chico Fernandez 48 Osvaldo Fernandez 49 Angel Fleitas 50 Mike Fornieles 51 Tony Fossas 52 Tito Fuentes 53 Barbaro Garbey 3 54 Ramon Garcia 55 Preston Gomez 56 Vince Gonzales 57 Eusebio Gonzalez 58 Julio Gonzalez 59 Mike Gonzalez 60 Orlando Gonzalez 61 Tony Gonzalez 62 Mike Guerra 63 Adrian Hernandez 64 Chico HernandezEvelio Hernandez 66 Jackie Hernandez 67 Livan Hernandez 68 Michel Hernandez 69 Orlando Hernandez 70 Mike Herrera 71 Pancho Herrera 72 Yoslan Herrera 73 Hank Izquierdo 74 Hansel Izquierdo 75 George Lauzerique 76 Izzy Leon 77 Marcelino Lopez 78 Ramon Lopez 79 Dolf Luque 80 Hector Maestri 81 Connie Marrero 82 Eli Marrero 83 Armando Marsans 84 Hector Martinez 85 Jose Martinez 86 Marty Martinez 87 Rogelio Martinez 88 Tony Martinez 89 Orlando McFarlane 90 Roman Mejias 91 Minnie Mendoza 92 Tony Menendez 93 Minnie Minoso 94 Juan Miranda 95 Willy Miranda 96 Aurelio Monteagudo 97 Rene Monteagudo 98 Manny Montejo 99 Kendry Morales 100 Danny Morejon 101 Julio Moreno 102 Cholly NaranjoRay Noble 104 Vladimir Nunez 105 Tony Oliva 106 Tony Ordenana 107 Rey Ordonez 108 Eddie Oropesa 109 Bill Ortega 110 Baby Ortiz 111 Roberto Ortiz 112 Reggie Otero 113 Rafael Palmeiro 114 Emilio Palmero 115 Camilo Pascual 116 Carlos Pascual 117 Carlos Paula 118 Chick Pedroes 119 Brayan Pena 120 Orlando Pena 121 Tony Perez 122 Leo Posada 123 Ariel PrietoAlexei Ramirez 125 Bobby Ramos 126 Pedro Ramos 127 Nap Reyes 128 Armando RocheFreddy Rodriguez 130 Hector Rodriguez 131 Jose Rodriguez 132 Cookie Rojas 133 Minnie Rojas 134 Chico Ruiz 135 Alex Sanchez 136 Israel Sanchez 137 Raul Sanchez 138 Nelson Santovenia 139 Diego Segui 140 Alay Soler 141 Luis Suarez 142 Leo Sutherland 143 Jose Tartabull 144 Tony Taylor 145 Michael Tejera 146 Luis Tiant 147 Jorge Toca 148 Gil Torres 149 Ricardo Torres 150 Oscar Tuero 151 Sandy Ullrich 152 Roy Valdes 153 Sandy Valdespino 154 Rene Valdez 155 Jose Valdivielso 156 Zoilo Versalles 157 Adrian Zabala 158 Oscar Zamora 159 Jose Zardon. 7 13 65 103 124 129

---------------

Los que estan jugando en estos momentos en la MLB
(roster active 2009)


1- Kendry Morales (Angelinos)


2- Livan Hernandez (Met s de Nueva York)


3- Jose Ariel Contreras (White Sox Chicago)


4- Danys Baez (Orioles de Baltimore)


5- Yunel Escobar (Bravos de Atlanta)


6- Brayan Pena (Reales de Kansas City)


7- Yuniesky Betancourt (Marineros de Seattle)


8- Alexei Ramirez (White Sox Chicago)


9- Michel Hernandez (Rayos de Tampa Bay)


10- Barbaro Canizares (Bravos de Atlanta)


11- Alberto Castillo (Orioles de Baltimore)

------------

MAS SOBRE CUBANOS...

Maikel Galindo, único futbolista criollo en la MLS

A los nueve años de edad anotó los primeros goles en la escuela primaria de su natal Santo Domingo, Villa Clara, Cuba. Debutó en la Selección Nacional, directamente, desde el equipo menores de 20 años... y al año siguiente viajó hasta Pasadena, California, para disputar la Copa de Oro 2002. El ahora delantero de Chivas USA que jugó con la nación caribeña las últimas tres Copas de Oro de la CONCACAF (2002, 2003 y 2005), le ha marcado goles al Fluminense de Brasil y, en la derrota 1-3 frente a Costa Rica, acuñó la diana de la honrilla que a la postre sería el último tanto con la selección de Cuba, antes de su deserción en la Copa de Oro 2005.

¿Cómo llegaste a Chivas USA?

La oportunidad surge tras mi deserción de la selección nacional cuando intervenía en mi tercera Copa de Oro de la CONCACAF en el 2005. Cuba jugaba en la sede de Seattle... y allí me acogieron con mucho cariño por lo que aplace indefinidamente el deseado viaje hasta Miami. Ese mismo año me enrolé con Seattle Sounders de la liga independiente USL y cumplí uno de mis sueños de actuar como profesional; salimos campeones en el 2005 y repetimos el pasado año, justo cuando comenzó el acercamiento con Chivas USA en un juego amistoso... hasta que firme el contrato para unirme a mi nuevo equipo.

En ese amistoso contra Chivas USA, irónicamente, saliste de la cancha con una grave lesión…

En aquel encuentro tuve un fuerte encontronazo con el corpulento Brad Guzan (215 libras de peso), arquero de Chivas USA, donde llevé la peor parte con rotura del tabique nasal. La lesión me mantuvo alejado de los terrenos durante dos meses en la temporada 2006. Las vueltas que da la vida... Hoy somos compañeros en Chivas USA y contrario a la creencia de algunos mantenemos una buena amistad; desde el primer día que llegué a Chivas USA, él se me acercó para ofrecerme disculpas por aquel desafortunado incidente en el terreno.

Cuando decides abandonar la selección nacional de Cuba, se disputaba la Copa de Oro 2005 de la CONCACAF en una ciudad como Seattle, donde no vive una comunidad latina tan arraigada, como en Los Angeles, Chicago o Miami, ¿Qué ocurrió?

Lo tenía muy bien pensado, como te dije… Era mi tercera Copa de Oro en Estados Unidos y pude disponer de suficiente tiempo para madurar como jugador y también como ser humano. Quería algo más en mi carrera… y después de finalizado el segundo juego del evento ante Costa Rica, donde marqué el único tanto del once cubano, esperé las sombras de la noche y entonces escape del hotel bajo un terrible frío… y mucho miedo. Me resultó un poco difícil porque en las calles de Seattle nadie habla español. Decidí subirme a un ómnibus de transporte urbano hasta que un carro de policía vino en mi auxilio. El tratamiento de las autoridades fue muy especial.

Después logré comunicarme con Alex Zahajko, quien fungía como intérprete del equipo nacional cubano. Gracias a la inestimable ayuda de Alex, en Seattle me sentí como en mi propia casa… En la ciudad me trataron muy bien y además recibí varias muestras de cariño y solidaridad. Profesionalmente, jugar para los Sounders fue una bendición; ese mismo año hicimos los playoffs y anoté un gol muy importante para luego conquistar el título... Los fanáticos respondieron maravillosamente. Nunca voy a olvidar ese momento tan especial.

¿Dónde naciste y desde que edad surgió esa afición por el fútbol?

Nací en el pueblo de Santo Domingo, cerca de Santa Clara, provincil de Villa Clara. En cuarto grado visitaron la escuela un grupo de entrenadores… y sin pensarlo dos veces me anoté en el fútbol. Comencé a jugar en los terrenos de la escuela y al año siguiente fui seleccionado para ingresar a la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar (EIDE) de Villa Clara… Después vino el despegue con el viaje a La Habana para unirme a la selección Sub 17, de ahí salté a la Sub 20, donde fui invitado para entrenar con la preselección absoluta y formé el equipo Cuba que viajó a Pasadena, California para disputar la Copa de Oro 2002.

El director técnico peruano Miguel Company, quien dirigió a la selección nacional de Cuba a principios de esta década, en algún momento te mencionó, junto a Odelín Molina y Pedro Faifé, como un jugador dominante en la cancha… ¿Qué enseñanza dejó el entrenador Company al goleador Maikel Galindo?

Para ser sincero, te diré que aprendí muchísimo de Company… En los procesos anteriores existía una selección que acudía a todos los eventos y donde prácticamente los jóvenes no contaban. Company cambió aquella injusta estructura del fútbol cubano y luego muchos prospectos recibieron la oportunidad de jugar en el equipo grande. Creo que esa resultó una de las claves para avanzar hasta la penúltima ronda en las eliminatorias regionales rumbo al Mundial Alemania 2006 para discutir un boleto a la hexagonal final de la CONCACAF, frente a Costa Rica.

En La Habana empatamos a dos goles y en San José igualamos a un tanto… pero la diferencia de goles anotados como visitantes favoreció a los ticos.

A tu paso por el once cubano, tuviste la oportunidad de hacer muy buenos goles, al margen de los limitados roces internacionales… ¿Recuerdas aquel tanto de cabeza contra el Fluminense de Brasil en mayo del 2004?

Lo recuerdo como algo lindo. Figúrate, ese gol representa una de las grandes conquistas en toda mi carrera… En esa gira por Brasil topamos con varios clubes donde actuaban miembros de la selección nacional… Una experiencia única.

¿Estar al lado del internacional hondureño Amada Guevara, un jugador con un dilatado historial en el fútbol mundial y la MLS en particular, ha marcado alguna diferencia en tu juego?

No sólo Guevara, aquí también están (Claudio) Suárez y Ante Razov, jugadores de selección y probados al máximo nivel. En cuanto a Amado, él siempre me está hablando sobre lo que puedo aportar al equipo como delantero y eso me da mucha confianza, estamos hablando de uno de los mejores futbolistas de su tiempo en el medio campo… los pases y visión de juego le dan profundidad al fútbol ofensivo que nosotros practicamos en Chivas USA.

Dicen que lo más fácil no es llegar, sino mantenerse.

Un momento bueno lo tiene cualquiera y eso te puede abrir una puerta. Lo difícil es realizar el trabajo diario. Como profesional tengo la obligación de esforzarme en los entrenamientos y rendir al máximo en el equipo… Quiero ser titular en Chivas USA por mucho tiempo pero también quiero sentirme contento conmigo mismo.

­­­­­Y ¿qué dice tu familia en Cuba?

Siempre mantengo comunicación con mis padres, abuelos y tías. Soy hijo único. Ellos me consintieron bastante y me resultó muy duro abandonarlos. Le pedí perdón a mi abuela materna por haberla dejado atrás pero al final creo que valió la pena. Desde aquí le les puedo ayudar a que lleven una vida más pasadera, dentro de tantos problemas que existen en mi país. Si ahora mi familia se siente mejor, voy a estar mucho más feliz.

Ahora con Chivas USA, le dices adiós al frío de Seattle por la cálida ciudad de Los Angeles.

Todo vuelve a ser nuevo para mí. Otro equipo, nuevos compañeros y un sitio con mucha tradición cultural y deportiva como Los Angeles. Aquí, seguramente, el clima me va a ayudar un poco más a consolidar mi juego… al igual que el apoyo de la enorme comunidad mexicana que radical en todo el área de Los Angeles.

Por último, ¿cómo se vive la comunicación en los vestidores y en el terreno?

Esto es una gran ventaja. La mayoría de los jugadores de Chivas USA son mexicanos, latinoamericanos… y todos hablamos el mismo idioma. Sé que hay algunos futbolistas estadounidenses pero ya están aprendiendo el español… así que la tradición va a continuar. (Entrevista publicada en El Diario de las Americas)

---------------

BOXEO

El trágico adiós de un campeón

De no haber perdido la vida al amanecer del dos de julio de 1994 al impactarse el auto que conducía contra una locomotora cuando se dirigía a su centro de entrenamiento, en el Wajay, Roberto Balado Méndez hubiera arribado a los 41 años de edad el día 15.

Nacido en Jovellanos, provincia de Matanzas, el 15 de febrero de 1969, el campeón olímpico de todos los pesos en Barcelona 1992 se inició desde muy temprana edad en el gimnasio habanero de La Lisa, que hoy lleva su nombre, conquistado por el profesor Rolando Rey, formador de varias generaciones de púgiles.

Su rápido ascenso en el deporte pronto lo llevó a la academia provincial de Ciudad de La Habana, donde trabajó con él Raúl Fernández, de cuya mano y bajo cuya experta pupila Balado se burló de todos los pronósticos para escalar planos cimeros del boxeo mundial.

No era el suyo, ciertamente, el biotipo propio de un peso supercompleto. Su estatura no era la ideal para la división, no poseía en sus manos eso que alguien llamó "divino don de la pegada", y por demás conspiraba contra él su tendencia a engordar, no obstante lo cual Raúl Fernández, quien siempre confió en el muchacho, insistió hasta llevarlo al equipo nacional.

Para compensar tales deficiencias, Balado poseía en señalado contraste con su físico (1,78 metros de estatura y 95 kilos de peso) gran velocidad de piernas y manos, vista de águila para quitarse los golpes, valor a toda prueba y, más que todo ello, inteligencia, mucha inteligencia. Gustaba de pelear en la corta y media distancia; entraba, pegaba y se iba sin que le dieran.

Sustituir al mejor peso grande aficionado de todos los tiempos entrañaba una responsabilidad que Balado supo encarar, y aunque siempre se extrañará la ausencia del gran Stevenson, el triunfo de su joven sustituto en el Mundial Moscú 1989 demostró que no habíamos quedados huérfanos en la división que Teo abandonó cinco años atrás, al ganar en Reno su tercer título del orbe.

SU MEDALLA OLÍMPICA

Fue en los XXV Juegos olímpicos con sede en Barcelona, España, que Balado rozó el cielo con los dedos al ganar la consagratoria medalla de oro tras dejar en el camino hacia el trono al canadiense Tom Glesby (16-2), al estadounidense Larry Donald (10-4), al danés Brian Nielsen (15-1) y al nigeriano Richard Indineghu (13-2).

Obsérvese que lejos de los nocauts frecuentes en esta división, Balado impuso su buen boxeo de tal manera que en cuatro peleas sólo encajó ¡nueve golpes válidos! en tanto pegó ¡54!


La victoria que más satisfizo al cubano en el ring de la Ciudad Condal no fue, como pudiera pensarse, la que le propició el título, sino, me lo confesó, la que le permitió saldar una vieja cuenta con el yanqui Larry Donald, frente al cual había sido despojado de un inobjetable triunfo en los Juegos de Buena Voluntad efectuados en Seattle, Estados Unidos.

OTROS TRIUNFOS

Muchas y muy sonadas victorias sumó Roberto Balado en su meteórica carrera entre las cuerdas. Además del título olímpico citado, ganó tres coronas del mundo: en Moscú 1989, Sydney 1991 y Tampere 1993; fue campeón mundial juvenil en La Habana 1987 y en los Juegos Panamericanos La Habana 1991; cinco veces consecutivas (1990-1994 en el campeonato nacional Playa Girón, y cinco veces en el Torneo Internacional Giraldo Córdova Cardín.

Entre otros certámenes ganados se cuentan el Boxam 1992, España; Copa del Rey 1991, Tailandia; Cinturón de Oro de Rumania, 1986 y 1987; Espartaquíadas Mundiales Militares, Bulgaria 1989; Juegos Deportivos Centroamericanos de Ponce, Puerto Rico, 1993; Copa del Mundo Bombay 1990 y Bangkok 1994,

En su memoria se celebra cada año en La Lisa el torneo boxístico Roberto Balado Méndez, en la instalación que lleva su nombre y en cuyo gimnasio, niño aún, calzó por primera vez los guantes quien llegaría a archivar 122 victorias antes de perder la vida en un cruce de ferrocarriles. (Elio Menendez www.cubahora.cu)

------------