2010/10/26

Gigantes y Rangers a la Serie Mundial

SAN FRANCISCO

Cuando se inició en abril la temporada de las Grandes Ligas nadie puso a los Gigantes de San Francisco y los Rangers de Texas como equipos favoritos para estar en la Serie Mundial. Incluso ni cuando comenzaron los playoffs divisionales.

Sin embargo, la realidad dejó la doble sorpresa de ver como los Gigantes se proclamaron campeones de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y los Rangers lo hacían en la Liga Americana.

Tim Lincecum y los Gigantes se baten con Cliff Lee y los Rangers en la Serie Mundial a partir del miércoles, en un duelo entre los dos equipos que, curiosamente, protagonizaron el primer partido interligas, en 1997.

Esta serie garantiza que el trofeo será alzado en San Francisco o Texas por primera vez en la historia. Los Gigantes no han ganado el Clásico de Octubre desde que se mudaron a la costa oeste en 1958.

Los Rangers ni siquiera habían llegado a la serie en sus 50 años de historia.

Los Gigantes se aseguraron el pase el sábado cuando Wilson ponchó a Ryan Howard para escapar de una amenaza en el noveno y vencer a Filadelfia 3-2 en el sexto juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Texas eliminó a los Yankees de Nueva York en el sexto juego del playoffs.

Mucho antes de esta Serie Mundial, estos dos equipos ayudaron a cambiar el mundo del béisbol. esa noche de junio en Texas hace más de 10 años. Nolan Ryan y Willie Mays hicieron los lanzamientos ceremoniales, los jugadores lucieron parches especiales en las mangas y las bases fueron pintadas con un logo que decía ``primer partido de interligas''.

La atmósfera va a estar cargada para el primer juego en San Francisco.

La Liga Nacional consiguió la ventaja de anfitriona en la serie, algo muy bueno para los Gigantes que compilan 9-0 contra Texas en su estadio

-------------

Cinco preguntas sobre la Serie Mundial

Interrogantes sobre la serie entre los Vigilantes y los Gigantes

Por Tim Kurkjian ESPNdeportes.com

Es la peor serie para la TV, pero es un pareo tremendo para aquellos que quieren ver caras nuevas en la postemporada. Ni los Vigilantes de Texas ni los Gigantes de San Francisco se suponía que llegaran tan lejos, pero ambos se lo merecen: Los Vigilantes superaron cómodamente a los Yankees; y los Gigantes, sin puntos por estilo, jugaron mejor que los Filis. Ahora los Gigantes intentarán ganar su primer campeonato de Serie Mundial desde 1954, y los Vigilantes irán tras su primer campeonato en su historia. Las bases de fanáticos nunca han sido tan ruidosas. Esto continuará.

He aquí cinco preguntas sobre la serie:


1. ¿Cuán bueno es Cliff Lee?

Él ridículamente bueno. En ocho aperturas en postemporada, tiene marca de 7-0 con efectividad de 1.26. Solo Sandy Koufax y Christy Mathewson tienen efectividad menor entre los lanzadores con al menos cinco aperturas en la postemporada. Lee es el primer lanzador en la historia con tres juegos consecutivos en postemporada con al menos 10 ponches. Él tiene cinco juegos de 10 ponches en su carrera en postemporada; uno más y se convertirá en el único en la historia con seis (Randy Johnson también tiene cinco). Lee consiguió 30 ponches entre bases por bolas, otro record en postemporada. Ha habido ocho juegos en la historia de la postemporada en la que un lanzador ha ponchado a 10 sin dar bases por bolas; Lee tiene cuatro de ellos. Coloca tan bien su recta como cualquier otro lanzador en el juego, trabaja la parte interior del plato tan bien como cualquier otro lanzador, y tiene una gran curva y una recta cortada candente. Cada bateador sabe que él trabajará alrededor del plato con cada pitcheo y nadie le puede batear. Lee estará mas que descansado para el Juego 1. Pero, ¿podrá lanzar con poco descanso si se le pide? El pitcheo abridor de los Gigantes también es muy bueno, con una advertencia: Jonathan Sánchez solo duró dos entradas en el Juego 6. Si se pone muy complicado con sus muchos puntos de soltar la pelota, de nuevo tendrá problemas lanzando strikes. Ese no es un problema para el tercer abridor de los Vigilantes, Colby Lewis, quien venció dos veces a los Yankees en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.


2. ¿Qué podemos pensar de los Gigantes?

No es un buen equipo defensive. No es un equipo muy paciente en el plato. No se roban bases. Sus bateadores del 1 al 8 pueden conectar cuadrangulares, pero por el contrario, no es un equipo particularmente ofensivo. Así que, ¿cómo es que ganan? Son un equipo duro y difícil compuesto de peloteros con character, personalidades diversas y gran pitcheo abridor. Fuera de su rotación, son una colección de inadaptados, rechazxos y reclamos en waivers. "Tenemos algunos locos en este equipo," dijo el relevista Jeremy Affeldt. "Pero eso es bueno." Ellos no consiguen muchos hits, pero los que sí consiguen, realmente cuentan, como se demostró en sus seis victorias por una carrera en esta postemporada, empatando un récord para la mayor cantidad de victorias por una carrera en una misma postemporada. Ellos son, como dice el coach de tercera base Tim Flannery, "un montón de peleadores callejeros." "Somos flexibles," dijo el cerrador Brian Wilson. "Siempre estamos metidos en la batalla."


3. ¿Cuán explosivos son los Vigilantes ofensivamente hablando?

En esta postemporada, ellos han conectado 17 jonrones y se han robado 16 bases. Han conectado un cuadrangular en 11 partidos consecutivos de postemporada, a uno del récord establecido por los Astros del 2004. Ellos vencieron a los Yankees cuatro veces por al menos cinco carreras, el segundo equipo en lograr eso en la historia en una serie de siete partidos. Los Vigilantes anotaron 59 carreras en 11 juegos en postemporada, algo impresionante tomando en cuenta la calidad de pitcheo que han visto. El campocorto Elvis Andrus corre sin freno donde quiera y cuando quiera. Se roba la tercera base y puede anotar desde segunda con un out en el cuadro. "Su velocidad intimida a los lanzadores," dijo un escucha. "Lo he visto. El lanzador pitchea diferente debido a esa velocidad. Y entonces él no se puede concentrar bien en los bateadores." El toletero Josh Hamilton conectó cuatro cuadrangulares en la Serie de Campeonato de Liga. Nelson Cruz tiene cinco bambinazos en esta postemporada. Los Vigilantes son un mejor equipo ofensivo en todos los aspectos que los Gigantes.


4. ¿Es Cody Ross, el JMV de la Serie de Campeonato de la LN, el símbolo de los Gigantes?

Es posible que algo especial esté pasando con los Gigantes. Algunas veces cuando un equipo recibe suficientes oportunidades pequeñas -- vease: el bote perfecto contra la pared ante el jardinero central Andrés Torres en el Juego 6 de la Serie de Campeonato de Liga, evitando que Jimmy Rollins anotara desde primera base con un doble con dos outs -- uno tiene que comenzar a preguntarse si es un equipo con un destino. ¿Destino? Tomen como ejemplo a Ross. Fue reclamado en waivers porque los Gigantes no querían que terminara con los Padres, su rival divisional. Empujó siete carreras en 73 turnos con los Gigantes, tratando de encontrar tiempo de juego en un equipo que ya tenía suficientes jardineros sin él. Entonces conectó cuatro jonrones (dos en un juego ante Roy Halladay) y empujó ocho carreras y conectó para .794 de slugging en la postemporada. No hay explicación para esto excepto esta: Es béisbol. Estas historias no suceden en ningún otro deporte tan frecuentemente como en el béisbol. No hay manera que el 11º hombre en el roster de un equipo NBA termine siendo el mejor jugador en una serie de playoffs. Pero en el béisbol, eso sucede todo el tiempo. Ross quería ser payaso de rodeo cuando era chico. Una vez bateó contra Phil Mickelson en un partido de liga menor ("Creo que él estaba lanzando cerca de 65 mph," dijo Ross) y es uno de esos raros jugadores de todos los días que lanza a lo zurdo y batea a lo derecho. Pero puede batear, y ha conseguido muchos hits grandes para los Gigantes en octubre. Masacró rectas a gusto y gana, pero también conectó para .362 cuando le lanzaban cambios.


5. ¿Cuál equipo tiene el mejor bullpen?

Cada equipo tuvo un bullpen excelente en la temporada regular. El de los Gigantes lució un poco mejor en la postemporada. Wilson se convirtió en el cuarto lanzador en ganar o salvar cuatro partidos en una serie postemporada. Su habilidad de colocar la recta en la zona y lanzar su pitcheo rompiente para strike (pregúntenle a Ryan Howard) fue impresionante. El especialista en zurdos Javier López lució sensacional (pregúntenle de nuevo a Howard) contra los Filis, y Affeldt le dio a los Gigantes otro zurdo en el bullpen. Los Vigilantes también tienen zurdos y al cerrador Neftalí Féliz, quien lanza por encima de las 90 mph. La clave serán los preparadores derechos para los Gigantes, Sergio Romo, Santiago Casilla y Ramón Ramírez. Ellos lucieron muy bien en la temporada regular, pero, al final de la Serie de Campeonato, lucieron algo inestables, tanto así que el manager de los Gigantes Bruce Bochy utilizó a Tim Lincecum en la octava entrada del decisivo Juego 6.

PREDICCIÓN: VIGILANTES EN SIETE

Gigantes y Rangers a la Serie Mundial

SAN FRANCISCO

Cuando se inició en abril la temporada de las Grandes Ligas nadie puso a los Gigantes de San Francisco y los Rangers de Texas como equipos favoritos para estar en la Serie Mundial. Incluso ni cuando comenzaron los playoffs divisionales.

Sin embargo, la realidad dejó la doble sorpresa de ver como los Gigantes se proclamaron campeones de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y los Rangers lo hacían en la Liga Americana.

Tim Lincecum y los Gigantes se baten con Cliff Lee y los Rangers en la Serie Mundial a partir del miércoles, en un duelo entre los dos equipos que, curiosamente, protagonizaron el primer partido interligas, en 1997.

Esta serie garantiza que el trofeo será alzado en San Francisco o Texas por primera vez en la historia. Los Gigantes no han ganado el Clásico de Octubre desde que se mudaron a la costa oeste en 1958.

Los Rangers ni siquiera habían llegado a la serie en sus 50 años de historia.

Los Gigantes se aseguraron el pase el sábado cuando Wilson ponchó a Ryan Howard para escapar de una amenaza en el noveno y vencer a Filadelfia 3-2 en el sexto juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Texas eliminó a los Yankees de Nueva York en el sexto juego del playoffs.

Mucho antes de esta Serie Mundial, estos dos equipos ayudaron a cambiar el mundo del béisbol. esa noche de junio en Texas hace más de 10 años. Nolan Ryan y Willie Mays hicieron los lanzamientos ceremoniales, los jugadores lucieron parches especiales en las mangas y las bases fueron pintadas con un logo que decía ``primer partido de interligas''.

La atmósfera va a estar cargada para el primer juego en San Francisco.

La Liga Nacional consiguió la ventaja de anfitriona en la serie, algo muy bueno para los Gigantes que compilan 9-0 contra Texas en su estadio।

-------------

Cinco preguntas sobre la Serie Mundial

Interrogantes sobre la serie entre los Vigilantes y los Gigantes

Por Tim Kurkjian ESPNdeportes.com

Es la peor serie para la TV, pero es un pareo tremendo para aquellos que quieren ver caras nuevas en la postemporada. Ni los Vigilantes de Texas ni los Gigantes de San Francisco se suponía que llegaran tan lejos, pero ambos se lo merecen: Los Vigilantes superaron cómodamente a los Yankees; y los Gigantes, sin puntos por estilo, jugaron mejor que los Filis. Ahora los Gigantes intentarán ganar su primer campeonato de Serie Mundial desde 1954, y los Vigilantes irán tras su primer campeonato en su historia. Las bases de fanáticos nunca han sido tan ruidosas. Esto continuará.

He aquí cinco preguntas sobre la serie:


1. ¿Cuán bueno es Cliff Lee?

Él ridículamente bueno. En ocho aperturas en postemporada, tiene marca de 7-0 con efectividad de 1.26. Solo Sandy Koufax y Christy Mathewson tienen efectividad menor entre los lanzadores con al menos cinco aperturas en la postemporada. Lee es el primer lanzador en la historia con tres juegos consecutivos en postemporada con al menos 10 ponches. Él tiene cinco juegos de 10 ponches en su carrera en postemporada; uno más y se convertirá en el único en la historia con seis (Randy Johnson también tiene cinco). Lee consiguió 30 ponches entre bases por bolas, otro record en postemporada. Ha habido ocho juegos en la historia de la postemporada en la que un lanzador ha ponchado a 10 sin dar bases por bolas; Lee tiene cuatro de ellos. Coloca tan bien su recta como cualquier otro lanzador en el juego, trabaja la parte interior del plato tan bien como cualquier otro lanzador, y tiene una gran curva y una recta cortada candente. Cada bateador sabe que él trabajará alrededor del plato con cada pitcheo y nadie le puede batear. Lee estará mas que descansado para el Juego 1. Pero, ¿podrá lanzar con poco descanso si se le pide? El pitcheo abridor de los Gigantes también es muy bueno, con una advertencia: Jonathan Sánchez solo duró dos entradas en el Juego 6. Si se pone muy complicado con sus muchos puntos de soltar la pelota, de nuevo tendrá problemas lanzando strikes. Ese no es un problema para el tercer abridor de los Vigilantes, Colby Lewis, quien venció dos veces a los Yankees en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.


2. ¿Qué podemos pensar de los Gigantes?

No es un buen equipo defensive. No es un equipo muy paciente en el plato. No se roban bases. Sus bateadores del 1 al 8 pueden conectar cuadrangulares, pero por el contrario, no es un equipo particularmente ofensivo. Así que, ¿cómo es que ganan? Son un equipo duro y difícil compuesto de peloteros con character, personalidades diversas y gran pitcheo abridor. Fuera de su rotación, son una colección de inadaptados, rechazxos y reclamos en waivers. "Tenemos algunos locos en este equipo," dijo el relevista Jeremy Affeldt. "Pero eso es bueno." Ellos no consiguen muchos hits, pero los que sí consiguen, realmente cuentan, como se demostró en sus seis victorias por una carrera en esta postemporada, empatando un récord para la mayor cantidad de victorias por una carrera en una misma postemporada. Ellos son, como dice el coach de tercera base Tim Flannery, "un montón de peleadores callejeros." "Somos flexibles," dijo el cerrador Brian Wilson. "Siempre estamos metidos en la batalla."


3. ¿Cuán explosivos son los Vigilantes ofensivamente hablando?

En esta postemporada, ellos han conectado 17 jonrones y se han robado 16 bases. Han conectado un cuadrangular en 11 partidos consecutivos de postemporada, a uno del récord establecido por los Astros del 2004. Ellos vencieron a los Yankees cuatro veces por al menos cinco carreras, el segundo equipo en lograr eso en la historia en una serie de siete partidos. Los Vigilantes anotaron 59 carreras en 11 juegos en postemporada, algo impresionante tomando en cuenta la calidad de pitcheo que han visto. El campocorto Elvis Andrus corre sin freno donde quiera y cuando quiera. Se roba la tercera base y puede anotar desde segunda con un out en el cuadro. "Su velocidad intimida a los lanzadores," dijo un escucha. "Lo he visto. El lanzador pitchea diferente debido a esa velocidad. Y entonces él no se puede concentrar bien en los bateadores." El toletero Josh Hamilton conectó cuatro cuadrangulares en la Serie de Campeonato de Liga. Nelson Cruz tiene cinco bambinazos en esta postemporada. Los Vigilantes son un mejor equipo ofensivo en todos los aspectos que los Gigantes.


4. ¿Es Cody Ross, el JMV de la Serie de Campeonato de la LN, el símbolo de los Gigantes?

Es posible que algo especial esté pasando con los Gigantes. Algunas veces cuando un equipo recibe suficientes oportunidades pequeñas -- vease: el bote perfecto contra la pared ante el jardinero central Andrés Torres en el Juego 6 de la Serie de Campeonato de Liga, evitando que Jimmy Rollins anotara desde primera base con un doble con dos outs -- uno tiene que comenzar a preguntarse si es un equipo con un destino. ¿Destino? Tomen como ejemplo a Ross. Fue reclamado en waivers porque los Gigantes no querían que terminara con los Padres, su rival divisional. Empujó siete carreras en 73 turnos con los Gigantes, tratando de encontrar tiempo de juego en un equipo que ya tenía suficientes jardineros sin él. Entonces conectó cuatro jonrones (dos en un juego ante Roy Halladay) y empujó ocho carreras y conectó para .794 de slugging en la postemporada. No hay explicación para esto excepto esta: Es béisbol. Estas historias no suceden en ningún otro deporte tan frecuentemente como en el béisbol. No hay manera que el 11º hombre en el roster de un equipo NBA termine siendo el mejor jugador en una serie de playoffs. Pero en el béisbol, eso sucede todo el tiempo. Ross quería ser payaso de rodeo cuando era chico. Una vez bateó contra Phil Mickelson en un partido de liga menor ("Creo que él estaba lanzando cerca de 65 mph," dijo Ross) y es uno de esos raros jugadores de todos los días que lanza a lo zurdo y batea a lo derecho. Pero puede batear, y ha conseguido muchos hits grandes para los Gigantes en octubre. Masacró rectas a gusto y gana, pero también conectó para .362 cuando le lanzaban cambios.


5. ¿Cuál equipo tiene el mejor bullpen?

Cada equipo tuvo un bullpen excelente en la temporada regular. El de los Gigantes lució un poco mejor en la postemporada. Wilson se convirtió en el cuarto lanzador en ganar o salvar cuatro partidos en una serie postemporada. Su habilidad de colocar la recta en la zona y lanzar su pitcheo rompiente para strike (pregúntenle a Ryan Howard) fue impresionante. El especialista en zurdos Javier López lució sensacional (pregúntenle de nuevo a Howard) contra los Filis, y Affeldt le dio a los Gigantes otro zurdo en el bullpen. Los Vigilantes también tienen zurdos y al cerrador Neftalí Féliz, quien lanza por encima de las 90 mph. La clave serán los preparadores derechos para los Gigantes, Sergio Romo, Santiago Casilla y Ramón Ramírez. Ellos lucieron muy bien en la temporada regular, pero, al final de la Serie de Campeonato, lucieron algo inestables, tanto así que el manager de los Gigantes Bruce Bochy utilizó a Tim Lincecum en la octava entrada del decisivo Juego 6.

PREDICCIÓN: VIGILANTES EN SIETE

2010/10/23

Los Rangers van a la Serie Mundial



ARLINGTON, Texas, EE.UU. (AP)-- Vladimir Guerrero y Nelson Cruz impulsaron juntos cinco carreras y los Rangers de Texas vencieron el viernes por 6-1 a los Yanquis de Nueva York para conquistar el gallardete de la Liga Americana y avanzar a la Serie Mundial por primera vez.

Los Yanquis sufrieron pese a todos sus recursos una tremenda decepción al no retener el título de campeones de la Serie Mundial, y su reinado terminó a manos de los Rangers.

El dominicano Guerrero remolcó tres carreras antes de que su compatriota Cruz conectara un elevado jonrón de dos carreras en el sexto partido de la serie por el campeonato de la Americana para apoyar el triunfo más importante de los Rangers en las 50 temporadas que tiene de historia la franquicia.

Colby Lewis dominó para su segunda victoria en la serie y Josh Hamilton ganó el premio al Jugador Más Valioso en la serie de campeonato de la Americana.

"La Serie Mundial viene a Texas", dijo el viejo jugador de cuadro de los Rangers Michael Young. "Estos aficionados han esperado más que nosotros. Sé cuánto lo queríamos y ellos han debido quererlo más".

"Totalmente valió la espera", aseguró.

Cuando Alex Rodríguez recibió el tercer strike cantado que finalizó el partido, la fiesta comenzó con la presencia de fuegos artificiales al tiempo que caía confeti y los Rangers compartían abrazos cerca de la lomita.

El icono de los Rangers, Nolan Ryan, el lanzador ya en el Salón de la Fama que es el presidente y copropietario del equipo, abrazó a su esposa en la primera fila de las gradas para luego unirse al equipo en el terreno de juego.

El venezolano Elvis Andrus y Cruz tuvieron un debut formidable en la postemporada al batear cada uno de hit en sus 11 partidos. Les faltan cuatro para alcanzar el récord establecido por Marquis Grissom de los Bravos de Atlanta en la campaña 1995-1996.

Cliff Lee esperaba por si los Rangers lo necesitaban para un séptimo partido contra los Yanquis. Ahora el as zurdo puede estar listo para el juego 1 de la Serie Mundial el miércoles, sea contra San Francisco o Filadelfia. Los Gigantes van adelante 3-2 en la serie por el campeonato de la Liga Nacional.

Los Rangers, que nunca antes habían ganado una serie de postemporada o un partido de playoffs en casa, despacharon a los Bombarderos del Bronx -con una nómina de 200 millones de dólares- con poco drama, sobre todo después de una explosión de cuatro carreras en la quinta entrada que desbarató el empate a 1-1.

Y eso se vuelve incluso más satisfactorio para los Rangers y sus aficionados, dado que Nueva York eliminó a Texas de los playoffs en cada una de las tres apariciones anteriores del equipo. Derek Jeter está entre los varios jugadores que prevalecen de esos equipos de finales de la década de 1990, y Rodríguez es uno de los ex Rangers que ahora visten el uniforme a rayas.

Los Rangers superaron a los Yanquis en todos los aspectos. Junto con su bateo, mostraron un alarde de algo que les llevó Ryan -una cultura en que el pitcheo manda, y los abridores esperan jugar grandes distancias.

Momentos después de que el cerrador el dominicano Neftalí Feliz abanicó a Rodríguez con el último out, en la parte alta del estadio surgió un banderín que proclamaba a Texas como el campeón de la Liga Americana. Los Rangers celebraron en el terreno de juego con refresco de jengibre en deferencia a los problemas de alcohol de Hamilton.

Algo digno de una franquicia que surgió en 1961 como los Senators de Washington. Se mudaron a Texas en 1972 con Ted Williams como su piloto.

"Aquí somos como un grupo. Este grupo esta aquí porque no sabe cómo fallar", dijo Hamilton.

Por los Yanquis, el dominicano Robinson Canó de 4-0. El puertorriqueño Jorge Posada de 3-1.

Por los Rangers, el venezolano Elvis Andrus de 5-1 con una carrera anotada. Los dominicanos Vladimir Guerrero de 4-1 con una anotada y tres producidas; y Nelson Cruz de 3-1 con una anotada y dos impulsadas. El puertorriqueño Bengie Molina de 4-0.

----

Nueva York 000 010 000-1 3 0

Texas 100 040 10x-6 7 0

P.Hughes, D.Robertson (5), K.Wood (6), Ma.Rivera (8) y Posada; C.Lewis, N.Feliz (9) y B.Molina. G-C.Lewis 2-0. P-P.Hughes 0-2. Jrs-Texas, N.Cruz (2).